Principal

Diario YA

 

 

Las ortopedias, mucho más que sillas de ruedas

Cuando escuchamos hablar de ortopedia, lo primero que se nos viene a la mente son aquellos dispositivos ortopédicos especiales que utilizan generalmente personas que tienen algún tipo de deficiencia de movilidad, o bien personas minusválidas, como puedes ver en la foto.

Informándonos un poco más al respecto, descubriremos que la ortopedia es mucho más y es que según la definición estándar, estamos hablando de un tipo de disciplina que forma parte de la medicina y que tiene como meta corregir ciertos problemas del cuerpo, evitar que se produzcan deformidades o bien diferentes tipos de irregularidades a lo largo de toda la extensión del sistema traumatológico.

Son diferentes dispositivos que están pensados para dar cualquier tipo de tratamiento músculo esquelético; es decir, para tratar tanto músculos, articulaciones, tendones, nervios, huesos y ligamentos.

Productos de ortopedia que deberías conocer

Sillas de ruedas: Son dispositivos técnicos que se utilizan por personas que tienen una cierta discapacidad asociada con la pérdida o la reducción de la locomoción del cuerpo. Podemos encontrar sillas de ruedas manuales Moverte, un ejemplo de una de las marcas más destacadas relacionadas y también eléctricas.

La principal diferencia entre ellas es que las manuales tienen que ser impulsadas por el propio usuario o bien por un asistente, mientras que las otras tienen un motor, lo que las convierte en un interesante recurso para subir cuestas o para evitar hacer esfuerzos.

Bastones ortopédicos: Estos bastones han sido ideados para poder dar un apoyo extra al usuario, haciendo que el cuerpo no se fuerce demasiado al andar. Estos bastones se suelen usar en rehabilitación para mejorar nuestro equilibrio, así como para mejorar el impulso de nuestras piernas.

Es un dispositivo que se usa mucho en la ortopedia, teniendo como función característica corregir y facilitar el hecho de caminar.

Andadores: Los andadores son unas herramientas que se pueden usar en ciertos momentos de nuestra vida; por ejemplo, si la movilidad todavía no se ha desarrollado de la forma en la que cabría esperar, si se ha producido algún tipo de accidente, discapacidad o bien en la vejez.

Rodilleras ortopédicas: Usadas principalmente como un tipo de tratamiento frente a ciertas enfermedades que afectan a la zona de la articulación de la rodilla así como a lesiones relacionadas. También ayudan a evitar que se puedan producir lesiones de cara al futuro, tanto como si ya se han experimentado en el pasado, como si no.

Muletas ortopédicas: Un tipo de recurso de carácter terapéutico que sirve para poder tratar ciertas lesiones y enfermedades que afecten a las capacidades motrices de cada individuo en cuestión.

Colchones ortopédicos: Estos colchones no tienen nada que ver con ningún otro tipo que podamos encontrar en el mercado. Son una buena opción para adaptarse a personas que puedan haber desarrollado ciertos dolores a lo largo del cuerpo como dolores de espalda o para evitar complicaciones después de una intervención.

Estos productos ortopédicos se pueden comprar en cualquier parte del país; ¡comprar sillas de ruedas en Logroño como en Madrid no es a día de hoy una dificultad!