Home

Diario YA


 

Lorenzo: frío también en el análisis

 Ha sido la sorpresa en el mundial de MotoGP. Desde las primeras carreras demostró que si había llegado a la categoría reina era porque tenía las cualidades que debe atesorar todo campeón que se precie. Aportaba el morbo de su rivalidad con Pedrosa y el estilo de piloto fino, casi impecable. Por si todo esto no fuese suficiente, a Lorenzo le colocaron como escudero del siete veces campeón del mundo, el mejor piloto de la Historia de las carreras de motos, Valentino Rossi. No es hombre contenido, tal vez por eso sus declaraciones de hoy no aporten nada a quienes le siguen por los circuitos de los cinco continentes. En el poco tiempo que lleva en GP, los aficionados han podido conocer al campeón por gestos como el de subirse a una moto con los dos tobillos destrozados y terminar subido en el cajón ayudado de sus muletas. Lorenzo ya era mediático, se ha convertido en casi mítico y nadie puede negar que, a diferencia de otros, es carismático. Sus declaraciones de hoy nacen de la sensatez pero en modo alguno suponen que haya arrojado la toalla.

El piloto español Jorge Lorenzo (Yamaha) reconoció hoy haber arriesgado demasiado en momentos del Mundial de MotoGP en los que no debería haberlo hecho y apuntó a ésta como la principal causa de sus caídas y de haberse quedado sin opciones en la categoría 'reina'.

  "No puedes ir rápido jugándotela, sino pasa lo que pasa y creo que me la he jugado cuando no me la tenía que jugar", señaló el doble campeón de 250cc durante un acto promocional de la marca italiana de ropa 'Sweet Years' en la feria 'Bread&Butter' de Barcelona.

   Por ello, el balear Lorenzo descartó cualquier posibilidad de remontada en el Mundial, en el que, tras quedar en sexta posición en el Gran Premio de Holanda del pasado fin de semana se encuentra en cuarto lugar en la clasificación (114 puntos) a casi 60 puntos de distancia del actual líder del campeonato, Daniel Pedrosa (Honda), con 171 puntos.

   "Ni cuando estábamos líderes del campeonato teníamos posibilidades y menos ahora que estamos a 60 puntos", aseguró un Lorenzo que se fijó como objetivo "terminar carreras" para ir sintiéndose cada día "más seguro" e incrementar el ritmo "poco a poco" para acercarse a los pilotos de arriba, "que están lejísimos", explicó.

   Además, el de Yamaha aseguró que en la primeras carreras le fue bien porque considera que estaba "preparado". "La moto iba por el buen sitio y yo tenía buen 'feeling'. Luego quise hacer lo mismo pero sin estar ni la moto ni yo al cien por cien y entonces tenía más riesgo de caída... y me caí", apuntó.

   En referencia a su actual condición física, Lorenzo aseguró que cada vez se siente mejor, aunque todavía tiene molestias en los tobillos y no puede mover el cuarto dedo de la mano derecha, en el que se le practicó un injerto tras el grave accidente que sufrió en la tanda de entrenamientos libres del GP de Catalunya.

   Por otro lado, el balear explicó que el australiano Casey Stoner (Ducati), actual campeón del mundo y ganador en Assen, "está muy lejos todavía" de Pedrosa, pero aseguró que "ahora mismo es el que está yendo más rápido".

Etiquetas:motociclismomotogp