Principal

Diario YA

 

 

Los 2 pasos esenciales para ser un profesional más competitivo en el mercado laboral

Los motivos pueden ser diversos, desde el temor a ser despedido hasta el deseo de desarrollarse profesionalmente para alcanzar nuevos objetivos. Pero, la disparidad de motivos no exime a ninguno de los aspirantes de redimirse a dos pasos fundamentales, esenciales, que todo profesional debe sobrepasar para ser más competitivo en el mercado laboral actual.

Ser un profesional con la competitividad que el mercado amerita es, desde luego, un plus y una garantía de trabajo para el futuro. A la par con las mejoras salariales y la seguridad de un buen empleo, factores ambos decisivos para un español común, se añaden también otras ventajas como la posibilidad de ampliar los horizontes, generar nuevas conexiones profesionales extra contractuales, y así forjar los cimientos para un mejor empleo o un emprendimiento.

Para lograr tales objetivos, sin embargo, nadie está exento de hacer sacrificios. Mejor dicho: inversiones. Estas inversiones de tiempo, energías y un poco de dinero bastarán para que el currículo propio sea uno de los más demandados en el mercado, pretendido por grandes empresas y por el que algunas, incluso, estarían dispuestas a negociar con apartados en blanco para que sea el propio profesional quien los llene.

Aunque parezca imposible actualmente, esto es bastante probable si se siguen los dos pasos esenciales para ser más competitivo.

La publicación y los derechos de autor

Tal como se puede verificar en la web de https://libros.plus, la labor de publicar un libro no es difícil. Y aunque es relativamente complicado hacerse un hueco en el mercado editorial tradicional, copado de personajes célebres y autores consagrados, es posible entrar en el mercado por puertas alternativas como puede ser mediante una editorial de autopublicación.

Para algunos puestos donde se requiere personal con experiencia y creatividad para las investigaciones, el hecho de tener en la hoja de vida laboral varios libros a su nombre, da un plus de ventajas por sobre los que sólo tienen especializaciones y postgrados.

Por eso, si se quiere lograr cabida en el mundo laboral, la mejor manera es realizando un buen libro, con los derechos y la propiedad intelectual propia, de forma que pueda ser colocado como su obra en el currículo. Las carreras de abogacía, comunicación social, administración e informática, donde la competitividad es muy alta, dependen mucho de este tipo de proyectos que los profesionales sepan desarrollar por cuenta propia.

La aparición de un libro de autoría propia en la hoja de vida puede bastar para ser favorito en las elecciones de vacantes.

La formación continua

Hay quienes, sin embargo, prefieren el camino tradicional. La formación continua, mediante conferencias y cursos, es imprescindible. En tiempos de crisis económicas y laborales, aún más.

Utilizando un ejemplo común, se podría decir que cerrajeros hay muchos, al menos unos 20 por ciudad. Pero, cerrajeros especialistas en abrir cajas fuertes electrónicas hay pocos, se contarían con los dedos de una mano. ¿Cómo lograr ser escaso y que se cuente con una mano? Pues, recurriendo a la especialización y a la formación continua.

Si no ocurre esto, el riesgo de ser suplantado por alguien con más capacidad o más enfoque estará siempre latente. Y en un país con tan altos índices de paro, darse el lujo de quedarse atrás en la formación y en el peso curricular supone un error y una irresponsabilidad.