Home

Diario YA


 

Los residentes en China han aprovechado el desplome de precios para invertir en el sector inmobiliario de EEUU

Los chinos compran casas en EEUU

Redacción Madrid. 8 de diciembre.

  La crisis financiera ha creado una nueva tendencia entre los ciudadanos chinos más acomodados, que están aprovechando el desplome de los precios en el sector inmobiliario estadounidense para invertir en este país.

   Según señala hoy el periódico 'China Daily', aunque la costumbre de invertir en el sector inmobiliario está muy extendida entre los residentes chinos en Estados Unidos, la novedad ahora es que también los chinos residentes en China se están animando a comprar.

   "Con los precios de las viviendas desmoronándose en Estados Unidos, los viajes de compra de casas se han convertido en uno de los viajes organizados más populares en China", indica el periódico.

   El diario cita a un chino-americano, Jamie Lee, responsable de la oficina en Pekín de Los Angeles Convention and Visitors Bureau, que explica que, mientras que antes se trataba de un hábito conocido pero realizado de forma privada "entre amigos", ahora "es algo total, enorme", y algunos grupos incluso hablan de ir a hacer sus compras cada dos semanas.

   En la zona de California, que cuenta con una importante comunidad china, los precios han caído un 40 por ciento, lo que la ha convertido en un atractivo centro de inversión.

   De acuerdo con el Boston Consulting Group en 2007, en China había un total de 391.000 millonarios, frente a los 310.000 de un año antes. Los compradores chinos, además, se han visto beneficiados de una relajación de las condiciones para obtener el visado para viajar a Estados Unidos, lo que ha facilitado los desplazamientos.

   Y las adquisiciones no se están limitando a compradores individuales, ya que las empresas chinas también están acudiendo a Estados Unidos en busca de nuevas oportunidades para invertir. De hecho, la provincia de Cantón está en negociaciones para abrir una cámara de comercio en Los Angeles próximamente.

 

Etiquetas:EEUUchina