Home

Diario YA

Los créditos rápidos, una opción de moda

En los últimos meses estamos viendo como cada vez hay más oferta de créditos rápidos. Las ventajas con las que cuentan hacen de ellos una solución atractiva en gran parte de los casos. Vamos a contarte de forma general en qué consisten.

¿Qué es realmente un crédito rápido?

Antes de proceder a solicitar un crédito de este tipo, debemos saber qué son realmente. Se les suele conocer también como préstamos rápidos, microcréditos o minicréditos. Hablamos de una clase especial de préstamo personal caracterizada al concederse rápidamente y sin que sean necesarios apenas trámites o gestiones.

Son una serie de créditos online de alta flexibilidad y que no tienen comisiones de apertura o estudio, por lo que las ofertan entidades de capital privado y tienen como finalidad solucionar problemas de liquidez puntuales en los que todos podemos vernos inmersos.

¿Qué cantidades se pueden solicitar?

Generalmente es posible solicitar cantidades que van de los 50 € a los 5.000€. Como es lógico, dependiendo de la cantidad que se pida, los requerimientos serán menores o mayores.

Esta clase de préstamos online suelen tener una rapidez bastante grande en su concesión y a la hora de tener el dinero en tu cuenta en apenas unas horas. Solo debes indicar cuánto dinero necesitas, rellenar un formulario con tus datos personales y, una vez se aprueba el préstamo, en pocas horas recibes el dinero.

Los plazos de aprobación y el tiempo que se tarda en recibir el dinero depende de cada prestamista en cuestión o de la entidad financiera.. Existen casos como los de peticiones de financiación de empresas, donde el plazo de aprobación suele ser algo más alto, de unos 3 días, aunque todo depende de la entidad financiera y del importe o la clase de préstamo del que hablemos.

¿En qué condiciones se concede el crédito rápido por lo general?

Hay que tener claro que tanto el TAE como los plazos existentes de devolución y los restantes términos y condiciones, van a depender de cada prestamista o entidad bancaria. Lo mejor es aclarar con el prestamista que te haya concedido el crédito las condiciones que se te van a aplicar cuando contacten contigo para confirmarte la concesión del mismo.

Algo interesante que ocurre en los créditos rápidos, es que existen prestamistas que te van a conceder préstamos aunque te encuentres en ASNEF o estés en determinados ficheros de morosos, como RAI, Cirbe o Equifax.

WannaCash, una vía inteligente para el crédito rápido

WannaCash.es se encarga de seleccionar entre un elevado número de entidades financieras el prestamista que mejor se adapte a tus particularidades y contexto económico. Según las características que tenga cada persona que realice la solicitud, del dinero que necesite y demás factores, ellos se encargan de tramitar la solicitud del préstamo a diferentes entidades, siendo tu decisión aceptar o rechazar dicha propuesta.

¿Qué solución nos conviene más: solicitar un minicrédito o un préstamo personal?

Realmente los minicréditos son un tipo de préstamo personal que tienen como característica más importante que se conceden rápidamente y que pueden conseguirse aunque nos encontremos en listas de impagados, como pueden ser Asnef, Rai, Cirbe, Equifax, etc.

Otro punto positivo y que valoran mucho los clientes es que no hay tanto papeleo, por lo que la entidad financiera o el prestamista se dedica a autorizar o denegar el minicrédito de forma rápida, tardando en algunos casos pocos minutos desde que se solicita.

A pesar de esto, se tiende a pensar que los minicréditos son los préstamos personales de poco importe y que no llegan a 300 € en un primer momento o de hasta 1.000 € si eres un cliente asiduo.

Si se habla de préstamos personales suele pensarse en préstamos rápidos, que también se solicitan online, pero que pueden ser de importes más altos, llegando a 5.000 € e incluso hasta 15.000 €.

En resumen, si estás en una situación en la que lo que necesitas es poco importe, lo mejor es optar por los minicréditos y si necesitas más dinero, los préstamos personales son una buena fórmula. En caso de una necesidad de mayor importe, vamos a tener que considerar el solicitar un préstamo hipotecario.

De ti y de tu situación depende el apostar por unos métodos u otros, lo que sí aconseja WannaCash es que esto solo se utilice en casos de real necesidad y teniendo la certeza de que vas a poder devolver el dinero en el plazo establecido, de lo contrario es mejor no planteárselo.