Home

Diario YA


 

LOS MAGOS SIN CABALGATA REGIA

Si algún relato bíblico del Nuevo Testamento despierta el interés del público en general, especialmente entre los más pequeños ese es el popularmente conocido como el de los Reyes Magos, sobre el que se han vertido muchas y diferentes opiniones por parte de intérpretes bíblicos, historiadores y astrónomos. El relato de San Mateo introduce elementos claramente bíblicos como el símbolo de la estrella. El viaje que emprendieron los Magos tiene hoy un referente obligado en las cabalgatas que pese a la dura realidad de la Covid-19, se siguen representando con muchas limitaciones sanitarias, pero con gran ilusión telemática y televisiva. Se han escrito infinidad de obras poéticas y literarias, la mayoría respetuosas con el texto bíblico, otras. verdaderos disparates, sobre el origen, la procedencia de los Magos, que no non eran tres ni reyes. San Mateo escribe para los cristianos judíos conocedores del Antiguo Testamento y solo habla de los magos, llegados de Belén preguntando por el rey de los judíos, lo que sobresalta a Herodes, rey cruel que teme por su reinado, al enterarse de un imaginario competidor de su trono, del que tiene que deshacerse sin contemplaciones, lo que supone la huida de la Sagrada Familia a Egipto y la matanza de los inocentes. Los Magos reconocieron en aquel Niño al Dios encarnado, como los primeros paganos iluminados por la estrella de la Fe y le ofrecieron sus regalos; oro, incienso y mirra. Fiesta de la Epifanía manifestación de la Revelación a los paganos.
La primera manifestación teatral en España fue el breve pero profundo; auto sacramental de los Reyes Magos, de autor desconocido. La festividad de la Epifanía se ha celebrado en España durante siglos como una fiesta llena de luz y fantasía desbordadas materializadas en la Cabalgatas, de la víspera de la gran fiesta. En España la primera cabalgata tuvo lugar en Alcoy 1885, costumbre folclórica que se ha ido extendiendo por toda España. Sevilla (1917) Huelva (1918). Las cabalgatas actuales son un pretexto para la rivalidad de políticos que a pesar de sus pésimos gustos laicistas estiman en mucho el parecer bondadosos y melífluos entre un público ingenuo y entregado. Por eso es necesario insistir en la realidad sagrada y profunda de la Epifanía, como lo trata el mayor teólogo vivo el papa emérito Benedicto quien afirma en La Infancia de Jesús. “El episodio de los Magos no tiene la misma importancia que la Anunciación a María, porque no afecta a ningún aspecto esencial de la Fe, pero se trata de un acontecimiento histórico, cuyo significado ha sido teológicamente interpretado por la comunidad judeo-cristiana y por San Mateo.
Fidel García Martínez