Home

Diario YA

Madagascar, la gran isla del Índico

A la hora de hablar de Madagascar siempre tendemos a idealizar un país que, ni mucho menos, ha visto desarrollado su potencial turístico. La cuarta isla más grande del mundo guarda dentro de sí algunos de los tesoros naturales más bellos del planeta.

Como antigua colonia francesa, los malgaches se presentan como una civilización muy educada y apegada a sus tradiciones. El país es joven y todavía tiene muchos pasos que dar, pero el espíritu de su gente te conquistará. Pese a no tener mucho, los malgaches siempre intentan compartir con el turista y son extremadamente educados a la hora de pedir las cosas.
Madagascar, la gran isla del Índico

Eso no te quitará de ver en primera persona un sistema injusto y corrupto que dirige el país. Allí la gente vive con tres euros al día, mientras que los gobernantes son podridamente ricos al controlar las principales fuentes de ingresos del país como el turismo y las materias primas.

Air Madagascar es quizá la compañía más corrupta del mundo de la aviación. Llegan a la hora que quieren, ponen precios insostenibles para cualquiera que no sea turista (200 euros por un trayecto de 45 minutos) y cancelan vuelos sin dar explicación. Está dominada al 95% por el Gobierno y hacen lo que quieren.
Madagascar, la gran isla del Índico

Aunque tampoco es menos cierto que en las carreteras hay gran parte de la esencia de este país. Los mercados, la gente trabajando en el campo, haciendo la colada, las carnicerías al aire libre, los niños vendiendo fruta... Pasan tantas en los trayectos entre una ciudad y otra que pensarás que te encuentras en un parque de atracciones. También tendrás que ser fuerte de corazón, muchos niños no tienen otra cosa mejor que hacer que tapar los agujeros que hay en la carretera y esperan que por esa labor les lancen algunos billetes por ello.


Madagascar, la gran isla del Índico

¿QUÉ VER?

Ten en cuenta que para ver Madagascar al completo (incluidas las islas del norte y la zona sur) necesitas como mínimo 18 días. Nosotros nos enfocamos en ver todo el centro de la isla con la ayuda de la compañía Gassi Tours, un turoperador muy serio y con gran experiencia que te organiza al detalle todo el viaje hasta el punto de que tu sólo te tienes que montar en el 4x4 y disfrutar de las vistas y los contrastes que te ofrece esta gran isla africana.

Nuestro chófer Alan se mostró muy servicial y atento en todo momento para que no tuviésemos ningún problema y nos sintiéramos como en nuestra propia casa. Sus recomendaciones culinarias nos dejaron perplejos. Allí no habrá mucho dinero, pero comen de maravilla entre el cebú, los mariscos y las verduras frescas.

El equipo de Gassi Tours nos demostró que se preocupan muchísimo en conseguir la satisfacción y diversión de sus clientes durante toda su estancia. Estos fueron los lugares que visitamos con este turoperador durante 10 días:

• ANTANANARIVO

Conocida popularmente como Tana, se trata de la principal metrópoli de Madagascar. En el centro de la ciudad emerge una gran lago llamado Anosy donde hacer las mejores fotografías del lugar junto a unas colinas -cerca de la monumental iglesia de Faravohitra- donde ver el atardecer es una auténtica pasada. Como peculiaridad te llamará la atención que está terminantemente prohibido hacer fotografías a la casa donde vive el presidente del Gobierno.

• PEYRIERAS REPTILE RESERVE

Se trata de una reserva imperdible para conocer la fauna de Madagascar. Un lugar que tiene cautividad a los reptiles más representativos del país y que te permitirá tocar y exhibirte con camaleones, serpiente, gekos, cocodrilos o ranas. Todo un espectáculo para los amantes de los animales que podrán ver un tipo de zoológico totalmente diferente al que están acostumbrados en España con los animales mucho más libres e intensos.

• ANDASIBE

Pero si hay una estrella en el viaje a Madagascar, ése indiscutiblemente es el lémur. Contemplarlos en su entorno salvaje entraña una experiencia única e inolvidable. Precisamente en Andasibe se proporciona una de las excursiones más auténticas saliendo a buscarles en el bosque en plena oscuridad y únicamente guiándote por el brillo de sus ojos y por sus ruidos. De verás que vivir eso en medio de la nada con un cielo estrellado te hará sentirte como uno de los protagonistas del Rey León.

• VAKONA PRIVATE RESERVE

Este es el lugar donde puedes entrar en contacto directo con lémures en libertad y en su hábitat más natural. Cuentan con seis de las ocho especies conocidas viviendo en su interior y te llamará la atención que son los propios animales los que se acercan a ti en busca de comida y de caricias. El fuerte olor te impactará, igual que sus largas uñas, pero es una experiencia increíble poder conocerles con tantísima cercanía. Los que están en el bosque de forma salvaje no tienen nada que envidiarle.

• MORONDAVA

Otro de los highlights del viaje. La avenida de los Baobabs es patrimonio natural del mundo y su atardecer es una de esas imágenes que tu memoria jamás podrá borrar. Morondava es un pequeño pueblo pesquero que cuenta con este monumento ineludible en cualquier viaje a Madagascar a unos 25 kilómetros. Hay que decir que los baobabs son muy poco comunes en el país y que la concentración de estos árboles es atípica y especial. Por eso, verlos en tanto número y en gran tamaño hacen que esta visita sea totalmente imprescindible en tu viaje. Es difícil describir tanta belleza. Al final el tópico de una imagen vale más que mil palabras se puede aplicar a la perfección a esta visita.

• ISALO

Aquí se halla el Gran Cañón de Madagascar. Un lugar fantástico para hacer senderismo y vivir una experiencia única con sus manantiales naturales situados estratégicamente en un trayecto de 10 kilómetros que te facilitarán vistas increíbles de un entorno de cañones y rocas gigantescas, al mismo tiempo que podrás ver a múltiples lémures salvajes acercándose a ti cuando te dispongas a comer. Una excursión pensada para todos los amantes del trekking y que te trasladará a los Estados Unidos.

• IFATY

El lugar playero por excelencia de Madagascar. Playas por doquier, piscinas rebosantes, marisco fresco, snorkerling y sol, muchísimo sol. Si no fuese suficiente con eso, también hay un parque (Reniala Reserve) que cuenta con muchísimos tipos de baobabs. Este lugar es recomendable para terminar tus vacaciones y relajarte por completo tras un itinerario completo.

Por último, agradecer a Gassi Tours por facilitarnos absolutamente todo en un viaje marcado por la calidad en la elección de los hoteles y también por la comodidad de viajar en un 4x4 amplio todos los días. La compañía, pese a su juventud, ha entrado en el mercado turístico con fuerza en Madagascar, convirtiéndose en una referente en el sector por su manera de personalizar sus itinerarios. Sin lugar a dudas, este viaje marcará un antes y después a lo largo de tu experiencia como viajero.

PARA MÁS INFORMACIÓN :::

• GASSI TOURS (www.gassitours.com)