Home

Diario YA


 

Malestar en la dirección del PP por la "venganza" de Aguirre

La dirección nacional del PP ha recibido con malestar la decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de remodelar su gobierno autonómico, excluyendo a dos consejeros que públicamente habían expresado su respaldo a Mariano Rajoy. De hecho, interpretan estos cambios como una "vendetta", según fuentes 'populares'.

   Además, fuentes próximas a Mariano Rajoy destacan también el hecho de que la jefa del Ejecutivo autonómico haya hecho público este reajuste gubernamental precisamente tres días después del cónclave de Valencia sin "guardar las formas" y sin esperar al menos a la vuelta del verano.

   "Ha tomado la decisión precipitadamente y además con nocturnidad y alevosía", resumió gráficamente un diputado, sorprendido por el hecho de que los cambios se dieran a conocer rozando casi el filo de la medianoche.

"HUELE A VENGANZA".

   Varios dirigentes del PP consultados por Europa Press coinciden en que la actuación de Esperanza Aguirre en ese momento "huele a venganza", dado que salen del gobierno Manuel Lamela y Alfredo Prada, dos consejeros que se han integrado en la candidatura de Rajoy. El primero, forma parte de la Junta Directiva Nacional y, el segundo, del Comité Ejecutivo a propuesta del presidente del PP.

   Un miembro de la nueva Ejecutiva opina que el comportamiento de la presidenta de la Comunidad de Madrid obedece a "una pataleta de los perdedores", critica que tome este tipo de decisiones "en caliente" y augura que esto no le traerá beneficios ni en su propio feudo.

   Algunos diputados incluso se aventuran a decir en privado que este "golpe de autoridad" de Esperanza Aguirre es una manera de demostrar que no quiere "cerrar las heridas" que se abrieron antes del decimosexto Congreso Nacional de Valencia y que quiere "guerra".

   Además, y tras excluir a Lamela y Prada, entienden que Aguirre no se ha aplicado las declaraciones que ella misma hizo el pasado sábado por la noche, nada más conocer la lista de Rajoy, cuando aseguró que echaba en falta en el nuevo Comité Ejecutivo a "muchas personas" y añadió que era "muy fácil ser integrador con los del botafumeiro" y que "con quien hay que se integrador es con los críticos".

   Hay quien interpreta que el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, está detrás de estas decisiones, dado que se veía "debilitado" tras salir de la Ejecutiva y es el que sale ahora reforzado con la crisis de gobierno autonómico al convertirse en el único vicepresidente tras abandonar Prada la segunda Vicepresidencia.

   Asimismo, algunos dirigentes 'populares' ven una "excusa" el argumento empleado por Aguirre acerca de que la remodelación responde principalmente a la "necesidad de afrontar la crisis económica", puesto que, según dicen, debería haber hecho recortes en otras consejerías en vez de agrupar la de Justicia con Interior y la de Economía con la de Hacienda.

YA SE VEÍA VENIR.

   Sin embargo, otros parlamentarios consultados por Europa Press defienden la libertad de Aguirre para remodelar su propio gobierno y rechazan de plano que estos cambios estén relacionados con la polémica interna del PP con motivo del reciente Congreso Nacional.

   Es más, hay quien señala que esa posible remodelación de carteras autonómicas "ya se veía venir" y que la presidenta de la Comunidad quería no estaba contenta con algunas áreas. Además, recuerda que el consejero de Economía, Fernando Merry del Val, quería abandonar el gobierno autonómico.
 

Etiquetas:AguirreCongreso PP