Home

Diario YA

en declaraciones recogidas por Religión en Libertad

Martínez Camino dice que apoyar el aborto conlleva la excomunión

Redacción Madrid. 8 de enero.

  Religión en Libertad nos ofrece unas declaraciones valientes y directas del portavoz de la Conferencia Episcopal, monseñor Martínez Camino, obispo auxiliar de Madrid.

El portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), Mons. Juan Antonio Martínez Camino, señaló que los obispos están dispuestos a respaldar nuevas manifestaciones públicas si el actual gobierno persiste en liberalizar la ley del aborto que se debate actualmente en el Parlamento. El Prelado señaló además que los culpables del aborto no son únicamente las mujeres que deciden no tener un hijo, sino también "quienes no las apoyan, quienes las presionan o las maltratan". Además advirtió a los legisladores creyentes que promuevan "este tipo de leyes" que el castigo de la excomunión "no es solo para las mujeres, sino para todos aquellos cuya colaboración directa haya sido necesaria para la ejecución de un aborto".

"Queremos apoyar todo lo posible para que los legisladores sepan que los católicos no quieren eso", explicó Mons. Martínez Camino, durante una entrevista con la agencia Europa Press. "Es contradictorio con la conciencia humana y cristiana promover leyes que den licencia para matar", agregó.

El obispo destacó además que el aborto “no es un derecho” y recomendó a los legisladores que “fomenten la asistencia y las condiciones legales para que no haya excusa ninguna para quitar la vida de las personas, tanto por parte de los católicos como de los no católicos”. “Si tenemos derecho a quitar la vida de nuestros hijos es que hemos perdido el sentido de lo que significa el derecho”, matizó.

Para el prelado, la ampliación de la ley del aborto justifica “sutilmente y de modo absurdo” esta práctica como un derecho, poniendo “en la picota” el resto de las garantías de la persona. “No se puede dar una licencia más amplia para matar a los hijos, es lo contrario al concepto de derecho”, añadió, y sentenció que la ley de la interrupción voluntaria del embarazo “no debe hacerse más injusta todavía”.

 

Etiquetas:abortoreligión