Home

Diario YA

El gobierno reitera el mantra. Y el Supremo se enciende por lo que interpreta como una injerencia institucional

Montesquieu profanado

Luis Losada Pescador

Sánchez sugiere que el delito de rebelión es sólo aplicable a militares y civiles armados. El gobierno reitera el mantra. Y el Supremo se enciende por lo que interpreta como una injerencia institucional, un choque de poderes, una violación de Montesquieu.

Porque las declaraciones gubernamentales se producen –‘casualmente’- justo cuando el Supremo se dispone a abrir juicio oral a los responsables del golpe de Estado del 1 de octubre. Y el Supremo les acusa, entre otras cosas, de rebelión.

Será interesante observar cómo califica la Abogacía del Estado y la Fiscalía los hechos del 1 de octubre. Un buen test de la ‘autonomía’ de la Fiscalía.

De momento ya tenemos un test adelantado del PSOE y sus alados presidenciales. Rechazan la propuesta del PP de evitar nuevos ‘1 de octubre’: regresar a la tipificación de convocatoria de referéndums ilegales, retirada de la financiación a los partidos desleales que quiebran la legalidad para romper con España, obligación de neutralidad política en los espacios públicos (fuera lacitos amarillos en escuelas, hospitales y oficinas de la Generalitat), y modificación de la Ley de Acción Exterior para acabar con las pseudoembajadas.

Todas estas propuestas están muy bien, pero cabe preguntarse por qué el PP en el gobierno no las puso en práctica. Es verdad que Rajoy no es Casado. Pero también es verdad que estar en la oposición te permite hacer tu carta a los Reyes Magos con alegría.

Por lo demás, la respuesta de los secesionistas ha sido la esperable: la pataleta. Quim Torra anuncia que no aceptará nada que no sea la absolución. Es lo que se llama respetar la independencia judicial y a las instituciones… ¡Toma lealtad!

Pero Torra fue más lejos. Anunció movilizaciones permanentes y un Consejo de la República para “internacionalizar” su causa. Son conscientes de la ruptura social generada y de la tensión en la calle. Incluso son conscientes de la posibilidad de que haya víctimas mortales. Así lo señalaban el 1 de octubre el llamado ‘estado mayor del ‘procés’: “Si hay muertos, no será culpa nuestra”

Más parece que buscan un mártir que catapulte su causa… Desleales e inmorales

El anzuelo del pescador

El CIS de Tezanos. Se le fue la sal a Tezanos al colocar en cabeza a un Sánchez tocado y hundido y pretender un ‘sorpasso’ de Ciudadanos al PP impulsado por Casado. Sin duda es la estrategia de generar realidad a través de la imagen. ¿El coste? La pérdida de credibilidad del CIS, el deterioro institucional y la instrumentalización partidaria de las instituciones de todos y financiadas por todos.

Errores Podemos. Podemos se suma a la estrategia de Vox de judicializar la política. Pero se equivoca. Denuncia al presidente de lo contencioso-administrativo del Supremo, Díaz-Picazo por pretenden -en su opinión- apoyar a los bancos. Pero se equivoca de sala… ¡Menudo patinazo!

Lesmes se disculpa. Pide perdón por la “deficiente” gestión de la crisis del impuesto sobre las hipotecas. ¿Cuál habría sido la eficiente?

Rato, contrito. También pide perdón por quien se hubiera sentido defraudado. No cambia la pena, pero sí su percepción social.

   

Etiquetas:Luis Losada