Home

Diario YA

Pataleta del candidato pro occidental

Musavi denuncia irregularidades ante la aplastante victoria de Ahmadineyad

Redacción Madrid. 13 de junio. La campaña del candidato reformista Mir Husein Musavi ha pedido al Consejo de Guardianes que revise los "errores" que se han producido en las elecciones presidenciales celebradas el viernes y anule los resultados.

Tal y como puede leerse en El Mundo, varios miles de partidarios de Musavi se han echado a las calles de Teherán, a los alrededores de la plaza Vanak, con eslóganes contrarios al Gobierno. Se han registrado algunos incidentes con algunos partidarios del reelegido presidente Mahmud Ahmadineyad.

Escrutada la práctica totalidad de los votos, el Ministerio de Interior ha concedido la victoria al presidente del país, Mahmud Ahmadineyad, con un 62,63% de los votos, el doble de los logrados por el candidato moderado Mirhossein Musavi, que se ha quedado en el 33,75%.

El Consejo de Guardianes, máxima autoridad electoral, ha anunciado que un 82% de los 46,2 millones de electores iraníes ha participado en los comicios, una cifra sin precentes.

Musavi ha protestado "enérgicamente" contra las "numerosas violaciones" del proceso electoral que, a su juicio se han producido en las elecciones.

El principal opositor ha manifestado que no se rendirá ante lo que el considera una 'peligrosa farsa'. Asimismo, ha advertido de que el resultado del comportamiento de algunos funcionarios "comprometerá los pilares de la república islámica" y contribuirá a "consolidar la tiranía en Irán".

Por su parte, el líder supremo de la República islámica, el ayatolá Ali Jameneí, respaldó la victoria de Ahmadineyad en las elecciones presidenciales e instó a los demás candidatos a aceptar los resultados. En un mensaje transmitido por televisión, Jameneí dijo que Ahmadineyad había conseguido 24 millones de votos y que los resultados demuestran al apoyo del pueblo al régimen.

La tensión se ha disparado en la capital de Irán después de que Interior concediera una contundente y sorprendente victoria, que hace innecsesaria una segunda vuelta.

Cientos de voluntarios de la milicia islámica "Basij" han tomado los alrededores del Ministerio del Interior de Irán y de la sede del propio Musavi. Decenas de policías han desembarcado en la plaza de Fatemí, en el centro-este de Teherán, donde se han registrado pequeños choques entre las fuerzas de Seguridad y algunos grupos de partidarios del reformista. 

Etiquetas:Irán