Home

Diario YA


 

El 8,5% de su plantilla mundial

Nissan despide a 20.000 trabajadores

Redacción Madrid. 9 de febrero. El grupo automovilístico japonés Nissan, participado en un 44,4% por Renault, suprimirá 20.000 empleos en todo el mundo, el 8,5% de su plantilla, con el fin recortar sus gastos y de reforzar su posición de liquidez, en el marco de una serie de iniciativas contra la crisis económica.

   La eliminación de los 20.000 puestos de trabajo, que se suma al recorte de 21.000 empleos anunciado por la empresa hace diez años, se llevará a cabo en el año fiscal 2009-2010, que dará comienzo el próximo 1 de abril, y permitirá a la empresa reducir su plantilla mundial desde 235.000 a 215.000 empleados.

   Además del ajuste de empleo, el grupo japonés anunció la suspensión de su plan estratégico Nissan GT 2012 para el período 2008-2012, aunque mantiene los compromisos en materia de vehículos no contaminantes.

   Nissan espera reducir sus costes laborales en el año fiscal 2009-2010 un 20%, hasta 700.000 millones de yenes (unos 6.000 millones de euros al cambio actual). La empresa elimina las primas para los directivos, a los que recortará un 10% su salario, y reestructurará su organigrama.

   Otra de las medidas anunciadas por la multinacional nipona es la reducción de su 'stock' en un 20%, con lo que pasará de 630.000 unidades en marzo de 2008 a 480.000 unidades en marzo de 2009. En el ámbito de la fabricación, la producción se reducirá también un 20%, en 787.000 unidades, durante el presente ejercicio fiscal.

   RECORTE DE INVERSIONES

   El constructor japonés recortará además un 21% sus inversiones este ejercicio y un 14% en el año fiscal 2009-2010. Ello implica la suspensión del proyecto para construir una planta en Tánger (Marruecos) y la revisión del programa para implantar una factoría en India. En cuanto a la política de producto, la empresa lanzará diez nuevos modelos al año entre 2009 y 2012.

   Con todas estas iniciativas, Nissan espera generar liquidez por un importe de 130.000 millones de yenes (1.114 millones de euros) en el año fiscal 2009-2010. Además, la empresa espera recibir otros 90.000 millones de yenes (cerca de 750 millones de euros) procedentes de las sinergias con su socio francés Renault.

   El presidente de Nissan y de Renault, Carlos Ghosn, aseguró que las medidas adicionales anunciadas hoy reforzarán la capacidad del grupo japonés para afrontar la crisis y su posición para generar un crecimiento rápido cuando las condiciones mejoren.

   'NUMEROS ROJOS'

   Nissan anunció estas medidas de ajuste tras dar a conocer sus resultados trimestrales y de los nueve primeros meses del año fiscal 2009-2009, lastrados por el efecto negativo derivado de la apreciación del yen, por el deterioro de la confianza del consumidor y por la caída de los principales mercados.

   En este contexto, Nissan registró unas pérdidas netas de 550 millones de euros en el tercer trimestre fiscal (octubre-diciembre), mientras que en los nueve primeros meses su beneficio neto se desplomó un 87,5%, con 290 millones de euros.

   Las ventas mundiales de la empresa cayeron un 18,6% en el trimestre (731.000 unidades) y un 3% en los nueve primeros meses de su ejercicio (2,63 millones de unidades). La facturación entre abril y diciembre de 2008 bajó un 14,7%, con 44.250 millones de euros, si bien el descenso de los ingresos en el tercer trimestre fiscal (octubre-diciembre) alcanzó el 34,4%, con 12.020 millones de euros.

   Ante esta situación, Nissan ha revisado a la baja las previsiones para el año fiscal 2008-2009, que concluye el próximo 31 de marzo, en el que espera registrar unas pérdidas netas de 1.750 millones de euros y una cifra de negocio de 54.930 millones de euros.

1.600 DESPIDOS EN ESPAÑA

   Nissan asegura que los 20.000 despidos anunciados hoy por la multinacional automovilística para todo el mundo no afectarán a España más allá de los planes ya conocidos, informó a Europa Press el portavoz de la compañía, Alfredo Castaño.

   La cifra de 20.000 empleos ya incluye las 1.600 bajas incentivadas previstas para Nissan en Barcelona, así como los 1.200 puestos de trabajo que se eliminarán en Inglaterra, repasó Castaño.

   Respecto a la información publicada hoy por 'El Periódico' sobre los planes de fabricar dos nuevas furgonetas en la Zona Franca, lo que se traduce en una inversión de 306 millones y la garantía de 1.400 puestos de trabajo, el portavoz de la compañía insistió en que Barcelona "siempre busca oportunidades, pero no hay ninguna decisión tomada ni nada adjudicado".

   Reconoció que Barcelona opta a la fabricación de nuevos modelos, pero añadió: "Tendremos productos si somos competitivos".

   La planta de Nissan en Barcelona tiene ahora menos competencia interna en la firma de automoción, después de que hoy Nissan haya confirmado que descarta la construcción de una nueva fábrica en Tánger --que se había adjudicado la producción de una furgoneta a la que también optaba Barcelona--.  

   Nissan anunció hoy que suprimirá el 8,5% de su plantilla mundial con el fin recortar sus gastos y de reforzar su posición de liquidez. La eliminación de los 20.000 puestos de trabajo, que se suma al recorte de 21.000 empleos anunciado por la empresa hace diez años, se llevará a cabo en el año fiscal 2009-2010, que dará comienzo el próximo 1 de abril, y permitirá a la empresa reducir su plantilla mundial desde 235.000 a 215.000 empleados.

   Además del ajuste de empleo, el grupo japonés suspende su plan estratégico Nissan GT 2012 para el período 2008-2012, aunque mantiene los compromisos en materia de vehículos no contaminantes.

 

Etiquetas:automóvilcrisis economicaempresas