Home

Diario YA

Nueva provocación de Chávez a España

Redacción Madrid. 31 de Julio.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, anunció ayer que va a nacionalizar el Banco de Venezuela, la filial venezolana del Grupo Santander, pese a que el grupo bancario español le ha manifestado que no está interesado en venderlo. 

   "Ellos dijeron que no estaban interesados en vender, y yo les dije que yo lo quiero comprar y lo voy a hacer. El Banco de Venezuela lo vamos a nacionalizar", declaró Chávez en televisión, según el diario venezolano 'El Nacional'.

   Chávez dijo que tomó la decisión después de conocer que el Grupo Santander se disponía a firmar un preacuerdo con un banquero venezolano interesado en adquirir el Banco de Venezuela. El Gobierno, que tenía que autorizar la transacción, impidió la venta. "Les dije (al Grupo Santander): 'no, os lo compraré a vosotros. ¿Cuánto vale? Lo pagaré", precisó Chávez.

   "Ese banco da muchas ganancias, pero la ganancia se la llevan (...) Queremos recuperar el Banco de Venezuela para ponerlo al servicio de los venezolanos, hace falta un banco de esa magnitud que siempre fue un estandarte (...) Éste es un país que está recuperando sus riquezas", señaló.

   Chávez vaticinó que su decisión marcará el inicio de una guerra mediática entre España y Venezuela en la que de seguro le calificarán de autócrata.

   VISITA DE CHÁVEZ

   La noticia ha pillado por sorpresa al mundo político y empresarial, ya que tras su reciente visita a nuestro país, el presidente venezolano insistió en repetidas ocasiones que el entendimiento con España iba a ser mejor que nunca tras haber recuperado los cauces de diálogo después del incidente con el Rey Juan Carlos en la última Cumbre Iberoamericana.

   El presidente de Venezuela incluso recalcó la importancia que para su país es contar con la participación de una empresa española como Repsol en la Faja petrolífera del Orinoco, la mayor reserva de crudo del mundo, y anticipó que en septiembre iniciaría los contactos con la petrolera española para esa colaboración.

   Asimismo, Chávez apuntó su compromiso para suministrar petróleo a España --hasta unos 100.000 barriles diarios-- a un precio de unos 100 dólares el barril, unos 30 centavos más barato que el precio de mercado.

   Tras el incidente con el Rey Juan Carlos durante la pasada Cumbre Iberoamericana, Chávez ya amenazó con nacionalizar los dos bancos españoles que operan en el país, el Banco Provincial (BBVA) y el Banco Venezuela (Grupo Santander), si el monarca español no se disculpaba.

   BOTÍN ADMITÍA ESTA POSIBILIDAD

   En su memoria de 2007, el banco que preside Emilio Botín ya reconocía que la filial venezolana del Grupo estaba expuesta al riesgo de nacionalización bancaria. "Diversos acontecimientos políticos en Venezuela presentan un riesgo incrementado de que el Gobierno venezolano pueda nacionalizar o alternativamente intervenir en las operaciones de nuestra filial venezolana, lo que podría afectar negativamente nuestras operaciones en Venezuela", indicaba la entidad en el capítulo de "Factores excepcionales, riesgos e incertidumbres".

   Durante 2007, la entidad obtuvo en Venezuela un beneficio atribuido de 179 millones de euros, un 33,8% más sin tipo de cambio (+22,6% en euros), lo que supuso un 1,98% del resultado atribuido al Grupo de dicho ejercicio.  Este crecimiento, inferior al experimentado por el negocio, estuvo impactado por el incremento de las provisiones y el efecto de algunas medidas regulatorias que entraron en vigor a lo largo de 2007.

   La eficiencia y la recurrencia se situaron en 40,2% y 64,0%, respectivamente. En cuanto al ROE, se situó en el 44,0%, mientras que la morosidad fue del 0,98% y la cobertura del 371%.

   Banco de Venezuela es una de las principales entidades financieras del país, con cuotas de mercado del 12,2% en créditos y 11,3% en depósitos. Cuenta con 283 oficinas y una base de 3 millones de clientes bancarios, con aumento de 500.000 a lo largo de 2007.
 

Etiquetas:ChávezVenezuela