Home

Diario YA


 

durante la cuaresma

Obispos de Mérida animan a los fieles a fortalecer su fe

Redacción Madrid. 28 de febrero.

    El arzobispo de Mérida-Badajoz, Santiago Santiago García Aracil, el obispo de Plasencia, Amadeo Rodríguez Magro, y el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro, animaron hoy a los fieles cristianos de las diócesis a fortalecer su fe y su esperanza "uniéndose al Señor con especial intensidad en tiempo de Cuaresma".

   Así lo indicaron durante una reunión en la que los obispos de la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz reflexionaron sobre las necesidades de la Iglesia, y sobre los problemas más actuales y destacados de la sociedad.

   En nota de prensa, el Obispado indicó que "urge" que todos los cristianos asuman, "sin miedos ni reticencias", la misión de participar en la nueva evangelización según la vocación de cada uno como padres de familia, como educadores, como catequistas o como empresarios.

   Además, indicó que junto a los "notables" progresos actuales que brindan condiciones de vida "más dignas y satisfactorias", se viven también momentos de "especial dificultad que repercuten de modo preocupante" en diversos ámbitos de la vida personal, familiar, empresarial, en la industria y en el comercio, entre otros, y que "reducen" los recursos materiales, "a veces hasta carecer de los bienes básicos", apuntó.

   Al respecto, añadió que "la penuria económica y la privación del trabajo motivan reacciones, explicables en muchos casos, pero no tolerables como comportamiento de nadie". Así, "la dureza de la situación" provoca, a la vez, un "disgusto que repercute en el optimismo personal e institucional, y en la esperanza necesarias para afrontar día a día el reto" que presenta la vida.

   De esta manera, los obispos de la provincia eclesiástica de Mérida-Badajoz invitaron a los fieles a revisar las actitudes que motivan los comportamientos en cualquier ámbito de la vida, además de al esfuerzo personal y a la colaboración institucional "necesarios" para resolver en su raíz los "males" que afectan a la sociedad.

   Asimismo, resaltó que el cambio de actitudes en el ejercicio de las funciones de cada uno, y el "esmero" en el trato con los hermanos, "especialmente con los más débiles", deben ser las notas que caractericen la postura cristiana ante los acontecimientos que "lamentablemente afectan ahora al mundo".

   Finalmente, pidieron al Señor "la luz y la energía necesarias para afrontar con dignidad, constancia y esperanza la responsabilidad que a cada uno compete en esta crítica situación social".

Etiquetas:cuaresmaiglesiareligión