Home

Diario YA


 

El ponente ha ensalzado el periodismo objetivo y comprometido

Osorio reprocha a la jerarquía eclesiástica de la Transición su falta de apoyo a la formación de un periódico católico

Alfonso Osorio y Paco Serrano

Redacción Madrid. 5 de marzo.

La IV edición de las Jornadas ‘Prensa e Iglesia en la España Contemporánea’, organizadas por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad CEU San Pablo, y que este año se consagran al análisis de la influencia de la Editorial Católica en la Historia de España, se ha iniciado con la conferencia inaugural pronunciada por el que fue vicepresidente del Gobierno, Alfonso Osorio.

En el curso de su intervención, y en referencia a El Debate, periódico de la Editorial Católica que fue referente hasta su prohibición con la llegada del  franquismo, Osorio ha lamentado que la jerarquía eclesiástica no apoyara su reaparición una vez asentada la democracia. “En aquel momento –ha  recordado- los venerables prelados de la Conferencia Episcopal decidieron prescindir de la Editorial Católica y dejar que se hundiese”.

Al morir Franco, se tuvo ocasión de que El Debate volviese a aparecer. Se pudo, pero no se hizo”, ha insistido Osorio, para el que la actitud contraria de la jerarquía al lanzamiento de un periódico católico respondió al mismo razonamiento de su idéntica negativa a la formación de un partido político católico. “Tarancón me dijo que no querían un partido político que, de manera directa o indirecta, se relacionase con la Iglesia. Y eso mismo se lo dijo a Suárez”.

Con El Debate pasó algo exactamente igual que con el partido político”. Según ha expresado Osorio, la respuesta que se encontró el proyecto de reeditar este periódico debió de ser algo parecido a: “no queremos periódicos católicos porque la Iglesia es de todos”.

Acertada o no esta postura, “lo cierto es que la Iglesia, con excepción de la COPE y de Alfa y Omega, no tiene en este momento ni un solo órgano de opinión que represente sus ideas”, ha planteado el ponente.

No obstante, la articulación de un medio de esta naturaleza que sería perfectamente viable en la actualidad, ya que sólo requeriría de “voluntad de trabajo y dinero”. El problema, a su parecer, no debe ser la financiación. “No admito que el mundo financiero haya financiado a El País y no haya nadie dispuesto a hacer lo mismo con El Debate. Lo que pasa es que nadie se lo ha planteado”.

El ponente ha ensalzado el periodismo objetivo y comprometido con la verdad que encarnó en su momento El Debate al subrayar que “no existe en este momento ningún periódico parecido a él”. En esta línea de defensa de una información ecuánime, ha criticado la “derechización” del Ya en sus últimos años. “Fue un tremendo error, un periódico católico no debe ser ni sectario ni inmovilista ni reaccionario”.

Las Jornadas se reanudan mañana con la conferencia ‘Los principios que dieron vida a la Editorial Católica’, a cargo del director del semanario Alfa y Omega, Miguel Ángel Velasco

 

Etiquetas:ceu san pabloMedios de comunicación