Home

Diario YA


 

Eric Frattini publica “El laberinto del agua”, enésima novela donde el autor usa datos falsos para injuriar a la Iglesia

Otra novela de espías vaticanos

Diego Garijo. 23 de enero.

El escritor de novelas de intriga Eric Frattini continúa con la moda de culpar a la Iglesia de espionajes y conspiraciones torticeras. El aspirante a heredero de Dan Brown publica 'El laberinto del agua' (Espasa), un 'thriller' protagonizado por una joven arqueóloga que recibe como legado de su abuela las pistas para encontrar un antiguo manuscrito, que esconde las últimas palabras de Judas.

Frattini ya demostró su animosidad contra la Iglesia en escritos de título tan gráfico como sesgado “Secretos vaticanos” o “La santa Alianza, cinco siglos de espionaje Vaticano”.

El escritor presume de estar “sobre informado” acerca de los temas del Vaticano, aunque no dio ninguna muestra de ello cuando declaró "¿Qué hubiera pasado si la Iglesia no se hubiera basado en el testimonio de Pedro?; ¿Y si la iglesia que pretendía crear Jesucristo no era la de una orden jerárquica con una cabeza visible como la del Papa? ¿Y Quién dice que el Papa es la cabeza de la Iglesia?".

El profundo desconocimiento del autor acerca de las Sagradas Escrituras es la base sobre la que se sustenta un libro desestructurado, con menos creatividad que mala intención y una imaginación que sólo aspira a ser copia del “Código Da Vinci”, de tanto éxito como mala calidad literaria y mentira histórica.

Esos datos se demuestran en el argumento de la historieta, en la que, según Frattini, la protagonista hace tambalear los cimientos de la Iglesia hasta que es interceptada por el “Círculo de Octogunus” (sic), sempiternos y falsos religiosos malvados.

La “razón” supuestamente histórica y presuntamente religiosa que argumenta Eric Frattini es el mal llamado “evangelio de Judas”, un escrito apócrifo y blasfemo donde se propone que Jesucristo ordenó a Judas Iscariote delatarle para cumplir la Pasión. Aún nos preguntamos cuándo pudo escribir Judas el Traidor ese “evangelio”: si cuando recibe las monedas de los fariseos, cuando asiste al prendimiento del Señor o camino del árbol donde se ahorcó.

Llevado por la hipocresía típica de este tipo de autores, Frattini aseguró que su libro no está hecho para provocar sino para entretener y divertir al lector.

Recurrió, cómo no, a los templarios y declaró que "ahora acaban de desclasificar todo el juicio contra los templarios... Cuando han pasado siglos”, un dato absolutamente falso puesto que no hubo ningún juicio ni se ha desclasificado nada. Y esa es la “objetividad” que usa para afirmar que el Vaticano tiene muchos secretos que no sabemos los seglares.

Asimismo, Eric Frattini aseguró que su obra contiene un 60% de realidad y un 40% de ficción, aunque no aclaró que parte corresponde a cada cual.

Por otro lado, el autor indicó que “El Código Da Vinci”, de Dan Brown, tiene mala documentación a diferencia, claro está de su obra según él mismo.

Finalmente, Eric Fratteni avanzó que su próxima novela tratará de la Segunda Guerra Mundial y las relaciones de los nazis con la Santa Sede, tema este muy de moda actualmente entre los escritores de la “generación Brown”.

 

 

Etiquetas:iglesialibrosreligión