Home

Diario YA


 

Pakistán invita a la Policía india a un “interrogatorio conjunto” de los dos sospechosos detenidos

Pakistán arresta a dos de los principales sospechosos de los ataques terroristas de Bombay

Redacción Madrid. 9 de diciembre.

Pakistán ha arrestado a dos importantes sospechosos de cometer atentados terroristas, según informaron hoy los medios de comunicación indios y paquistaníes. El ministro de Defensa paquistaní, Chaudhry Ahmed Mujtar, fue el encargado de hacer públicas las detenciones y también anunció que la Policía india podrá interrogar a los sospechosos junto a las fuerzas paquistaníes. "Si es necesario, podemos hacer un interrogatorio conjunto", dijo Mujtar.

   Los arrestados son Zakiur Rehman Lajwi, comandante del grupo Lashkar e Taiba (LeT) y uno de los principales sospechosos de los ataques de Bombay, y el jefe de Jaishe Mohamad (JeM), Masud Azhar, que era buscado por su implicación en el atentado al Parlamento indio del 13 de diciembre de 2001. De acuerdo con las informaciones, Lajwi es una de las al menos 15 personas detenidas en los últimos dos días después de las redadas organizadas en un campamento del LeT situado en la parte paquistaní de Cachemira.

   Por su parte, el ministro paquistaní de Asuntos Exteriores, Shah Mehmud Qureshi, no se pronunció sobre este interrogatorio pero aseguró que los sospechosos no serán entregados a India, tal y como Nueva Delhi ha reclamado. "Los arrestos se han hecho para nuestras propias investigaciones. Incluso si se prueban las acusaciones contra cualquier sospechoso, no será entregado a India", dijo Qureshi.

   Mientras, India declaró que está "vigilando y verificando" los movimientos de las fuerzas de seguridad paquistaníes contra las organizaciones terroristas y manifestó su deseo de que Islamabad tome "medidas concretas y significativas" contra los sospechosos de estar detrás de los atentados de Bombay.

   Tras descartar cualquier despliegue de tropas paquistaníes a lo largo de la frontera con India, Mujtar afirmó que su país "ayudará a India de cualquier forma posible" e hizo un nuevo llamamiento para realizar investigaciones conjuntas con su histórico enemigo, una propuesta que India ha rechazado. Mujtar garantizó además que Islamabad está actuando enérgicamente para acabar con los grupos terroristas.

   Después del incidente de Bombay las fuerzas de seguridad de Pakistán acordonaron una base del grupo Jamaat ud Dawah (JD), que es la denominación que se cree que adoptó el LeT tras ser ilegalizado, en Muzaffarabad, la capital de la Cachemira paquistaní. Además, el Ejército de ese país declaró ayer en un comunicado que había comenzado una nueva operación para combatir a las milicias islamistas a causa de los atentados de Bombay.

   Las autoridades paquistaníes establecieron restricciones en los movimientos del jefe de Jaishe Mohamad. "Fuentes oficiales dicen que las actividades de Masud Azhar han sido restringidas debido a las demandas del Gobierno indio de que fuera entregado a Nueva Delhi", informó, por su parte, el diario paquistaní 'The News'.

   El Gobierno indio declaró sobre la postura de Islamabad que "todavía es pronto para reaccionar". "Hemos visto este tipo de reacción en el pasado", dijo el Gobierno, y aseveró que su país vecino no ha logrado acabar con los ataques terroristas a India cuando en otras ocasiones ha tomado medidas similares. Nueva Delhi insistió en que lo primero que debe hacer Islamabad es entregarle a los presuntos terroristas.

   Asimismo, el antiguo asesor de seguridad nacional indio Satish Chandra dijo a la agencia india IANS que la actitud de Pakistán "no es más que pura fachada". "Quieren hacer lo mínimo posible para tranquilizar a los americanos", agregó Chandra. El Ejecutivo indio sigue sin descartar ninguna respuesta a los atentados, incluido el ataque a los bastiones de los terroristas o su asesinato en operaciones encubiertas.

  

Etiquetas:bombayindiaterrorismo islamico