Home

Diario YA


 

Palabras feministas en inglés: vocabulario del empoderamiento femenino

"Feminismo" se ha decretado como la palabra más usada, buscada y discutida en 2017. Lo dice el diccionario de inglés más conocido que se encuentra en Estados Unidos. Seguramente, el impulso a la palabra y al movimiento que representa, viene precisamente de su nueva popularidad a raíz de movimientos como #metoo o #cuéntalo, aunque también gracias al éxito de varias series de televisión, especialmente "Big Little Lies". Sin olvidar, por último, las diversas Marchas de Mujeres que se han realizado en diferentes partes del mundo.

Feminismo: ¿qué es?

¿Es el feminismo lo contrario al machismo? ¡No, en absoluto! Si la ideología machista se centra en la idea de que es natural oprimir a una mujer y creerse superior a ella, el feminismo en cambio, tiende a la igualdad, al equilibrio. El objetivo del feminismo no es, por tanto, declarar a las mujeres superiores a los hombres, sino iguales, y su propósito es denunciar las opresiones que a menudo sufren las mujeres por parte de la mentalidad masculina dominante o machista.

El vocabulario de la emancipación femenina

La emancipación de la mujer puede empezar precisamente por el lenguaje. La lengua inglesa, en esto, viene en nuestra ayuda, porque en inglés están escritos los primeros términos desarrollados por las feministas para indicar algunos comportamientos o actitudes sexistas que algunos hombres suelen poner en marcha para afirmar su superioridad sobre las mujeres. Si quieres aprender más sobre este tema, te recomendamos que tomes clases de inglés online con una profesora nativa.

1. Body-shaming

El body-shaming es una combinación de las palabras "cuerpo" y "vergüenza". Las mujeres que experimentan el body-shaming suelen ser juzgadas por la forma en que deciden mostrar su cuerpo, saliendo del modelo impuesto por la sociedad.

2. Bropriating

El término proviene de la combinación de las palabras "hermano" y "apropiarse". Esta actitud, típica de los hombres en un entorno laboral, se refiere a la costumbre de apropiarse de la idea de una compañera y presentarla como propia para luego llevarse todo el mérito.

3. Gaslighting

El término hace referencia a la película "Gaslight", que se estrenó en los cines en 1944. El argumento de la película presentaba a un hombre/marido que era capaz de manipular a su mujer/esposa para que pensara que se había vuelto loca. Esta manipulación tenía como objetivo final hacerse con la herencia de la mujer. La película dio lugar a la similitud que se produce a menudo con algunos de los acontecimientos que tienen lugar incluso hoy en día, cuando los maridos ejercen violencia psicológica sobre sus esposas o novias manipulando sus mentes. La manipulación suele tener como objetivo hacer que la mujer se sienta insegura, confundirla y desacreditarla. Las víctimas del gaslighting suelen sentir que han perdido el control de sus vidas. Las frases típicas del manipulador son: "¡Estás loca!" , "¡No entiendes nada!"

4. Mansplaining

El término mansplaining se deriva de la combinación de la palabra "man" más la palabra "explaining". Este término fue acuñado por la escritora Rebecca Solnit, que lo utilizó por primera vez en su libro "Los hombres me explican las cosas". El término se refiere a la actitud de algunos hombres que, de forma discriminatoria, tienden a desacreditar los conocimientos femeninos situándose por encima de ellos. En concreto, el mansplaining se produce cuando un hombre interrumpe a una mujer para intervenir y explicar un tema que ella domina perfectamente. Suele utilizarse en el ámbito laboral, pero también es común en la vida cotidiana y se refiere a todas esas ocasiones en las que los hombres intentan explicar cosas obvias a una mujer pensando que no puede entenderlas.

5. Manterrupting

El término proviene de la combinación de la palabra "man" y la palabra "interrupting", que significa "hombre" e "interrupción". Estrechamente relacionado con el mansplaining, el manterrupting es la interrupción que un hombre produce mientras una mujer está hablando, para intervenir de forma arrogante. Suele utilizarse para referirse a los hombres que no dejan que una mujer complete un discurso.

6. Slut-shaming

El término slut-shaming se deriva de la combinación de la palabra "slut" y la palabra "shaming", es decir, las palabras prostituta y vergüenza. En este caso, el término es utilizado por quienes acostumbran a juzgar a las mujeres en función de sus hábitos sexuales. De hecho, los hombres suelen tomarse el derecho de juzgar a las mujeres en función de su conducta sexual. Esto se hace cuando uno se enfrenta a mujeres que no tienen miedo de vivir su vida sexual libremente.