Home

Diario YA

el número dos del psoe pide a rajoy "que viaje más" y que valore a españa

Pepiño, el viajero

Redacción Madrid. 10 de noviembre.

   El vicesecretario general del PSOE, José Blanco, acusó hoy al PP de mantener una actitud de "cicatería" respecto a la presencia de España en la cumbre financiera que se celebrará en Washington el 15 de noviembre y pidió a su presidente, Mariano Rajoy, "que viaje un poco más" y valore a España tanto como han hecho otros líderes mundiales.

   Además, el dirigente socialista reprochó al PP que no haya "felicitado a España" y haya optado por "frivolidades" como "decir que el G20 de España es el desempleo". Así, afirmó que "es lamentable que Rajoy tratara ayer de insinuar que la responsabilidad del desempleo es de los inmigrantes" y subrayó que "la crisis financiera que sufre el mundo no es culpa de los inmigrantes que buscan desesperadamente un empleo" sino de "los tiburones financieros" y las políticas neoconservadoras.

   En la rueda de prensa posterior a la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, Blanco achacó las opiniones de Rajoy a que "no viaja por el mundo, no tiene relaciones con los líderes europeos y está aislado".  "Si tuviera más cercanía con los líderes europeos probablemente se abstendría de las frivolidades", añadió.

   Por ello, pidió al presidente del PP "que viaje un poco más" aunque tenga "mucho trabajo" o esté "cansado" de hacer "mucho esfuerzo".

   Blanco incidió en que, mientras muchos países han apoyado a España en su objetivo de ir a Washington, los socialistas han "echado de menos a un aliado natural", el PP, por lo que ahora les pidió "altura de miras" y "patriotismo" para celebrar el "éxito colectivo" de España. "El silencio de algunos contrasta con el estruendo que seguramente tenían preparado para el caso de que el desenlace hubiera sido otro", apostilló.

   Después de que el viernes la presidencia francesa de la UE anunciara que España irá a la cumbre en uno de los cinco puestos europeos, el 'número dos' del PSOE aseguró que en la Ejecutiva de hoy el secretario general y presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dejó claro que empeñará "la misma energía" para conseguir que España esté presente en toda el proceso de reforma del sistema financiero, no sólo en la primera reunión.

   "Trabajaremos para que no haya una vuelta atrás. La presencia de España es justa y necesaria hoy y lo será aún más mañana, por nuestra contribución a la tarea colectiva de crear un nuevo marco para la economía global", explicó Blanco.

   Así, subrayó que Zapatero tiene intención de hacer aportaciones concretas en esta cumbre, empezando por poner en valor el modelo español de supervisión bancaria y aportando "compromisos que tienen que ir más allá de dar una respuesta coyuntural" a la crisis. "Hay que hacer una apuesta por los objetivos del milenio y contra el cambio climático", precisó.

   LLEVAR "UNA POSICIÓN DE PAÍS"

   En todo caso, subrayó que la intención de Zapatero es llevar a Washington "una posición de país" y que para ello presentará propuestas a los agentes sociales, a las entidades financieras y al líder de la oposición, Mariano Rajoy, y también escuchará sus sugerencias.

  Blanco calificó la cumbre de Washington como "la reunión más trascendental" de las últimas décadas" y recalcó que para que se reconozca la importancia de España ha hecho falta "un presidente del Gobierno capaz incluso de arriesgar todo su crédito político".

   A su juicio, la presencia de España en Washington y la elección de Barcelona como sede de la Secretaría General de la Unión por el Mediterráneo suponen "un salto cualitativo" en el reconocimiento de la importancia de España. "Nada es por casualidad", recalcó.

   VICTORIA DE OBAMA

   Por otro lado, Blanco se refirió también a la victoria electoral de Barack Obama, presidente electo de Estados Unidos y subrayó que los estadounidenses han optado, en una "encrucijada", por un "futuro esperanzador" frente a la "prolongación del pasado inmediato, que ha sido muy amargo para muchos", que ofrecían los republicanos.

   El dirigente socialista opinó que el proyecto de Obama "será bueno para su país, bueno para el mundo e indiscutiblemente bueno para España". Más allá de las "discrepancias puntuales", afirmó, "Estados Unidos ha vuelto a demostrar que son un gran país".

   Por último, expresó el apoyo del PSOE a las medidas adoptadas por el Gobierno para ayudar a los desempleados a hacer frente al pago de las hipotecas, y se refirió a las negociaciones para un nuevo modelo de financiación autonómica: "No contemplamos un escenario donde no haya un nuevo modelo", afirmó tajante, y se mostró convencido de que se resolverán las discrepancias pendientes.
 


 

Etiquetas:blancocrisiscumbre g-20partidosPP