Principal

Diario YA

Piden ante la Embajada china la liberación de Monseñor Shao

La Asociación Enraizados se ha manifestado ante la sección consular de la Embajada de China en Madrid para pedir la liberación de Monseñor Shao Zhumin, obispo coadjutor de la diócesis de Wenzhou y que pertenece a la iglesia clandestina (la que no es reconocida por el régimen comunista). Monseñor Shao Zhumin debía ser el sucesor de Monseñor Zhu Weifang a la cabeza de la diócesis.

Éste falleció a finales de agosto de cáncer a los 90 años. Tras el fallecimiento de Zhu Weifang, Shao Zhumin desapareció junto a su secretaria y dos sacerdotes. “Como católicos, tenemos la obligación de ser la voz de aquellos hermanos nuestros que no tienen voz”, explica José Castro Velarde, presidente de Enraizados. “Occidente no puede mirar para otro lado mientras en China no se respetan los derechos humanos y se vigila e incluso se hace desaparecer a los sacerdotes y obispos”, continúa Castro Velarde. “Es por eso que pedimos al Embajador chino en España, el Señor Lyu Fan, que nos escuche y vele por el respeto de la libertad religiosa de los cristianos de su país”, concluye el presidente de Enraizados.

La Asociación Enraizados lleva 4 años pidiendo la liberación del Obispo Shanghái, Monseñor Ma Daqin, en arresto domiciliario, y la libertad para los cristianos chinos. Incluso se ha reunido en varias ocasiones con representantes de distintos países en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra para presentarles el caso

Etiquetas:religiónchina