Principal

Diario YA

Pocitos repletos de historia y futuro

El arquitecto y urbanista brasileño Jaime Lerner lo llama “acupuntura urbana”. Sin interferir en la planificación, en una ciudad se pueden realizar actuaciones inmediatas de mejora en puntos concretos que la llevan a ser más habitable, más llena de vida, mejor. El autor de esta teoría también es político. Fue alcalde de Curitiba, la capital del Estado de Paraná del que también fue elegido gobernador en dos ocasiones.

En su libro ‘Acupuntura urbana’ explica que "la ciudad no es el problema, la ciudad es la solución". Éste es el gran lema de este arquitecto experimentado que asegura que "nunca fui más arquitecto que cuando fui alcalde". Su libro, un pequeño pero esclarecedor ensayo a partir de múltiples reflexiones nada académicas sobre el fenómeno urbano, surgió según el propio Lerner de una angustia sobre el retraso en las soluciones respecto a las ciudades. Durante muchos años le han invitado a hablar sobre los problemas de las ciudades, pero pocas veces sobre las soluciones y cree que se puede cambiar una ciudad a mejor en poco tiempo. Poner un museo en una zona degradada, ajardinar una plaza, peatonizar un eje viario o construir un teatro en una vieja cantera son algunos de los ejemplos que utiliza.

Según esta teoría, mejorar una ciudad pasa por administrarle inyecciones de vida capaces de multiplicar el efecto positivo en su ámbito más inmediato de modo que, barrio a barrio, el cambio se haga palpable a la mayor parte posible de la urbe. Pocitos ha sido y sigue siendo una de esas “agujas” sanadoras para Montevideo. Un balcón al mar, testigo sabio de la historia de un país, que se caracteriza por una arquitectura de edificios de apartamentos de diez a veinte plantas que bordean el Río de la Plata y que coexisten con otras construcciones más antiguas.

Lo antiguo y lo nuevo en perfecta simbiosis. Caminar por Pocitos es una invitación de poco más de hora y media que transporta al viandante en el tiempo más de un siglo. El observador se confunde con lo observado a través de un paisaje arquitectónico de contrastes, capaz de contar relatos que juntan lugares y personas con historias y anécdotas que atañen a varias generaciones. El recorrido ha de comenzarse en la Plaza Gomensoro, que surgió con el barrio, imagen emblemática de Pocitos y remanso en la Rambla.

Ese pasado luce orgulloso en unos edificios que se erigen en puerta de entrada a un nuevo horizonte, a un mañana mejor. Ese singular contraste, entre otros factores, ha hecho que en la actualidad Pocitos sea uno de los lugares elegidos por la clase media alta y alta uruguaya para fijar sus proyectos de vida. El barrio gana cada vez más autonomía respecto al centro de la ciudad gracias a los servicios comerciales, bancarios y profesionales imprescindibles para su funcionamiento. A un paso, sus habitantes encuentran así mismo numerosos locales gastronómicos especializados en distintos tipos de comida internacional y típica de diferentes países, discotecas de moda, además de los grandes centros comerciales para la efectuar las compras diarias y otros bienes necesarios. A todo ello se suman los servicios públicos de valor añadido, también próximos, como los educativos, sanitarios, deportivos y culturales, con el mar como testigo evocador de vida de una generación moderna que concibe el desarrollo de modo sostenible.

No es de extrañar, por tanto, que Pocitos sea uno de los barrios más visitados y anhelados de Montevideo, escenario de la mayoría de los sueños de los montevideanos. Su extensa playa y su rambla se ofrecen espectaculares a cualquier hora del día y son frecuentes sus ferias artesanales, en las que da gusto perderse. Quizá se trate de eso, de perderse para hallar el camino correcto. Cada vez son más las personas que llegan a Pocitos para encontrarse con una agenda vital capaz de colmar todas las expectativas posibles. El barrio se ha hecho más grande y cuenta con nuevos apartamentos y casas donde abrazar muchos de esos planes de futuro, basta con buscar en alquileres Pocitos. Los jóvenes tienen a su alcance una gran oferta de alquileres de apartamentos monoambientes de uno y dos dormitorios, que son los más demandados por parejas o singles.

Alquileres de apartamentos en pocitos, en el nuevo Montevideo, tienen sus referencias en Punta Carretas, Pocitos Nuevos y Parque Rodo. Existe una amplia oferta con respuesta a las necesidades de cada familia y economía, basta con decidirse a dar el paso al frente y hacer realidad los sueños. Como dice Lerner, da igual la estructura de la ciudad, lo que hay que tener muy claro es de qué vive la gente y cuáles son sus necesidades para vivir y trabajar. Lo más sostenible es no gastar energía yendo de una función a otra, se trata de mezclar usos para tocar con los dedos un objetivo común, la máxima felicidad posible en uno de los lugares más bellos del mundo.