Home

Diario YA

Por qué debes usar sistemas de CO2 para tus invernaderos y cultivos de interior

Cultivar marihuana en interior es todo un arte, una tarea a la que debemos dedicar nuestro tiempo y todo nuestro cariño para que salga perfecta y nos dé la mayor cosecha posible. Para que esto sea posible, influyen varios factores, como por ejemplo, la experiencia. Es cierto que cuantos más años lleves plantando en interior, más fácil te resultará el proceso y mejores resultados obtendrás.
Con el paso de los años, nos vamos dando cuenta de qué funciona bien en nuestro clima, cómo se desarrollan mejor nuestras plantas y cómo podemos,finalmente, obtener las mejores y más grandes cosechas.
En el post de hoy queremos contaros qué hay que saber para tener nuestro propio cultivo de interior, cómo controlar el CO2 de nuestro cuarto y las ventajas que esto tiene en nuestras cosechas. ¡Empezamos!

Lecciones básicas para el cultivo en interior: ¿qué debes controlar?
Cuando comienzas la aventura que es montar un cultivo de interior debes tener claras varias cosas básicas antes de empezar. Lo más básico de todo sería el agua; debemos controlar muy bien que nuestras plantas tengan acceso al agua, ya que sin agua el rendimiento de la fotosíntesis de la planta es muy bajo.
Otra de las cuestiones básicas es la luz. Si tenemos un cultivo de interior debemos controlar los períodos de luz, la longitud de onda de la luz y la intensidad lumínica. Es imprescindible que nos habituemos a estos términos ya que, sin ellos, nuestra cosecha de interior no podrá salir adelante.
Casi por último, debemos prestar atención a la temperatura del cuarto o el armario donde coloquemos el cultivo, así como a la concentración de oxígeno que haya, para garantizar que nuestras plantas estén siempre en las condiciones idóneas.
Finalmente, la última cuestión que debes controlar (y de la que hablaremos más detenidamente en el siguiente punto) es la concentración de CO2. El dióxido de carbono tiene la propiedad de aumentar la producción de la planta durante la fotosíntesis; sin embargo, debemos controlarla bien, ya que si nos pasamos, el rendimiento bajará.

El siguiente paso, controlar el CO2
Controlar el CO2 de nuestro cultivo interior probablemente marcará la diferencia entre una cosecha escasa y simple y una cosecha grande y de calidad. La importancia de controlar el CO2 radica en que, al final, podremos tener un incremento en nuestra cosecha de hasta un 30% más que si no lo hiciéramos.
Para controlar esta cuestión, podemos conseguir equipos co2 baratos, que nos permitirán mantener los niveles óptimos de dióxido de carbono durante todas las etapas del cultivo. Para poder controlar y modificar la cantidad de CO2 tendremos que utilizar, por una parte, controladores co2 para cultivo interior que nos permitirán medir y examinar la cantidad de este compuesto químico.
A partir de este análisis, también debemos contar con generadores co2 para cultivo interior, que nos permitirán regular la cantidad de este compuesto, añadiéndolo al ambiente siempre que sea necesario.
Una vez que hayamos conseguido el material necesario, solo debemos regular su cantidad para conseguir que nuestras plantas crezcan más y más rápido. Desde aquí, os animamos a que os informéis más sobre este proceso para que vosotros también os podáis beneficiar de todas las ventajas del control del CO2 en los cultivos de interior.

Ventajas de contar con un sistema de CO2 en un cultivo interior
Los sistemas y generadores de co2 son, sin ningún tipo de duda, nuestros mejores aliados a la hora de desarrollar un cultivo interior.
Controlando el CO2 obtendremos los mejores resultados y las cosechas de máxima calidad. Por todo esto y mucho más, para terminar con el post de hoy, queremos dejaros algunas de las principales ventajas del uso de generadores de CO2.
1.    Comprando los kit co2 cultivo, tendremos un todo en uno: los mejores productos, un buen generador de CO2 y, sobre todo, el mejor precio. La primera ventaja está clara, ahorraremos mucho dinero al comprarlo todo junto.
2.    Con el generador co2 butano podremos utilizar un combustible económico para enriquecer la atmósfera de nuestro cultivo. Podemos elegir este tipo de generadores de butano para conseguir los mismos resultados con menos presupuesto.
3.    La cosecha no solo será mayor, si no que aumentará su calidad. Alimentando a nuestras plantas con generadores de CO2 podremos conseguir los mejores resultados, por lo que vale la pena invertir en ellos.
4.    El crecimiento general de la planta se llevará a cabo de forma mucho más rápida, gracias a la acción aceleradora del CO2.
5.    Las plantas de nuestro cultivo de interior crecerán mucho más, dando lugar a hojas más grandes, más ramas y, por tanto, muchas más flores.
6.    Con la instalación de un regulador de CO2 evitaremos que se paralice la fotosíntesis de la planta cuando la temperatura sea alta.
 Esperamos que todos estos consejos os hayan ayudado y que, a partir de hoy, tengáis en vuestro poder un sistema de gestión de CO2 para los cultivos de interior.