Home

Diario YA

“Estamos en las Termópilas de la historiografía”

Presentación de “Franco Socialista” en Madrid

Presentación en el Casino de Madrid

Redacción. Rotundo estuvo el profesor Luis Togores en la exitosa presentación de “Franco Socialista. La revolución silenciada 1936-1975”, en el impresionante marco del Casino de Madrid: “somos los 300 historiadores que defendemos la verdad en las Termópilas historiográficas, solo que a nosotros no consiguen flanquearnos. Ahí estamos clavados desde hace veinte años y estamos ganando la batalla en el papel impreso”.

Ante unas doscientas personas Francisco Torres, colaborador del Diario Ya y autor del libro, explicó que, en cierto modo, “esta presentación es un acto en defensa y reivindicación de la libertad de opinión, de expresión, de impresión y de libertad de cátedra”. Algo en lo que incidió el primero de los que intervinieron en el acto. Adolfo Prego, alegó que es necesario “salir al paso de la mentira”, de ese orwliano Ministerio de la Verdad que hoy existe en las sombras que se quiere hacer oficial, y como prueba ese proyecto de reforma del Código Penal que convertiría en delito cualquier opinión contraria a es Ministerio de la Verdad en lo referente a la guerra civil o al régimen de Franco. Por ello, son necesarios libros como éste que explican el milagro español, milagro que no fue otro que el del trabajo, la eficacia y el entusiasmo nacional que se retrata en la obra. Álvaro Romero, en nombre de la editorial, definió este minucioso libro como un tributo a la verdad frente a la censura que había editado porque comenzó a caerle simpático el personaje cuando le despertaron y le dijeron que no había clase porque se había muerto Franco (el hombre que según comentaba en tono irónico-humorístico falleció en la cama de un hospital de la Seguridad Social que según afirman algunos no existió hasta Felipe González).

El profesor Togores explicó que somos el “único país en el que el pasado histórico se trata como noticia de actualidad” y en el que la manipulación histórica se ha convertido en proyecto político convirtiendo un tema histórico en instrumento para engañar y mentir. Describió el panorama de ls historiadores ante temas como la guerra civil y el Régimen de Franco: neutros (que esquivan estos temas), antifranquistas/izquierdistas y los “pronacionales”. 300 frente a 30.000 que cuentan con fuertes apoyos, dominan la universidad. Describió al profesor Torres como uno de los 300 que defienden las Termópilas e invitó a leer un libro ameno, sorprendente, documentado que habla de cómo cambiaron los españoles en cuarenta años de trabajo, cómo está sociedad se transformó a mejor.

No menos claro fue el historiador Fernando Paz quien se mostró en sintonía con el subtítulo de revolución silenciada. Revolución, porque “en la Historia de España no puede aplicarse mejor que a lo sucedido en España entre 1936 y 1975. Revolución como cambio cualitativo, como salto estructural solo ha habido una, la del régimen de Franco que transformó España”. Y revolución silenciada como anuncio de algo que podría hacerse realidad en breve. Para Fernando Paz es un libro valiente y honesto capaz de convertir algo denso y farragoso como es la historia social y económica en una lectura amena para los interesados.

Francisco Torres alertó que los que le habían precedido le dejaban sin palabras, pero trazó una presentación de su obra, ágil e innovadora. Se presentó como una víctima de la izquierda académica de la que surgió el historiador indignado ante la cantidad de tonterías que ha tenido que soportar: “Franco tenía la culpa de todo, pero se les olvidaba que también era el culpable de la transformación  de España, de la creación del Estado Social”. Explicó que su  trabajo tiene dos textos, dos libros al precio de uno -bromeó-: el relato y las notas de ampliación o crítica histórica. “Este libro no es una biografía de Franco. Al menos en el sentido usual del término”. Según Torres su objetivo era definir la ideología de Franco en materia social, presentar su programa y ver qué se llevó a la práctica. Agradeció el prólogo y la presencia de Cristóbal Martínez-Bordiú y Franco, señalando que coincide con el nieto del Caudillo en la idea de que la base de la preocupación social de Franco hay que buscarla en sus años al frente de soldados. Calificó la política social de Franco como uno de los elementos más positivos del Régimen. Defendió más allá de la historia y reivindicó una política a favor de la familia como la del franquismo. En definitiva, este libro trata de cómo se creó un Estado Social, se cimentó el Estado del Bienestar, se hizo esa revolución que hoy se intenta borrar no tirando casas, pantanos o hospitales franquistas sino arrancando placas como las del Hospital 12de Octubre.

Tras un acto en el que los oradores fueron calurosamente aplaudidos el profesor Torres estuvo un largo tiempo firmando ejemplares de su obra.
 

Etiquetas:Paco Torres