Home

Diario YA

“La intervención del Papa en el Parlamento Europeo es una ofensa (…) los espacios públicos no deben ser ocupados por promesas y caridad de las religiones”

Pretenden boicotear al Papa Francisco en su visita al Parlamento Europeo

“La intervención del Papa en el Parlamento Europeo es una ofensa (…) los espacios públicos no deben ser ocupados por promesas y caridad de las religiones”. Así se manifiestan los laicistas radicales ante la visita del Papa Francisco al Parlamento Europeo el próximo martes 25 de noviembre

El Papa Francisco acudirá el próximo martes 25 al Parlamento Europeo coincidiendo con la asamblea parlamentaria. Se trata de la segunda visita de un pontífice al europarlamento. La primera fue en 1998 por Juan Pablo II, en la que pidió que la UE se abriera al Este. Consolidada la integración, el Papa Francisco tendrá ocasión de hablar a “toda Europa”, como señala el portavoz de la Santa sede, P. Federico Lombardi.

El pasado 30 de octubre el Papa Francisco recibió en el Vaticano la visita del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, quien destacó que la visita del Papa del próximo martes 25 será “un símbolo” destacando la “acogida muy positiva” con el que le esperan todos los grupos parlamentarios.

Desgraciadamente el laicismo radical pretende boicotear la visita. Hace unos días, las Femen organizaron un acto de protesta en la plaza de San Pedro. “El Papa no es un político” escribieron en sus cuerpos.

Tras el ‘indicador adelantado’ de las Femen, el grupo comunista en el europarlamento ha enviado una carta a Schulz protestando por la visita. Muestran su “total rechazo”:

“La intervención del Papa será una ofensa a la necesaria separación entre la religión y  las instituciones públicas (…) reclamamos respeto para los millones de ciudadanos y ciudadanas europeas que defendemos la laicidad (…) El Parlamento Europeo no es lugar para sermones religiosos (…) Los espacios públicos deben ser ocupados por la voz de los ciudadanos y sus necesidades y no por las promesas y caridad de las religiones  (…) No participaremos en el acto tal y como haremos ante cualquier otra intervención de un representante confesional”.

Ante las críticas producidas, el portavoz del Vaticano recuerda que el Papa no es un jefe de estado con poder económico o militar, pero sí con "una gran autoridad reconocida a nivel internacional y mundial, por siglos, como una autoridad de carácter religioso y moral de la Iglesia católica", apunta Lombardi.

Probablemente la crítica se ha visto acentuada por las recientes manifestaciones del Papa en contra del aborto y del matrimonio entre personas del mismo sexo.

“El aborto es un problema científico, no religioso porque allí hay una vida humana, y no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema (…) La opinión dominante esconde a menudo una falsa compasión pues presenta el aborto como ayudar a la mujer y la eutanasia como un acto de dignidad (…) Los niños tienen derecho a crecer en una familia, con un papá y una mamá, capaces de crear un ambiente idóneo para su desarrollo y su maduración afectiva”

Por eso CitizenGo ha decidido emprender una campaña en solidaridad con el Papa, en apoyo de su visita y en defensa de la libertad religiosa.

La campaña va dirigida a las delegaciones de la UE en México, Argentina, Colombia, Perú, Chile, Venezuela, Costa Rica, Paraguay, Uruguay, Bolivia, Ecuador, Panamá, Guatemala, El Salvador, Honduras, República Dominicana y Cuba.

Si quiere sumarse a la campaña, puede hacerlo aquí:

http://www.citizengo.org/es/13781-apoyar-al-papa-su-visita-estrasburgo
 

Etiquetas:Papa Francisco