Home

Diario YA


 

Tom Daschle rechaza su nombramiento como secretario de Sanidad por haber defraudado a Hacienda

Primer varapalo para Obama

Redacción Madrid. 3 de febrero. El senador Tom Daschle, designado por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para dirigir el Departamento de Sanidad, ha rechazado el ofrecimiento tras confirmarse que tuvo problemas con Hacienda al no pagar parte de sus impuestos y que los republicanos estaban bloqueando su confirmación en el Senado.

   Daschle se convierte así en la tercera persona designada por Obama para ocupar un puesto en la nueva Administración en tener problemas con Hacienda.

   El primer afectado fue el hoy nuevo secretario del Tesoro, Timothy Geithner, quien vio su designación en juego tras conocerse que no pagó una parte de sus impuestos cuando trabajaba como autónomo para el Fondo Monetario Internacional, aunque finalmente el Senado confirmó su nominación.

   Nancy Killefer, la candidata designada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, para trabajar en la Casa Blanca al frente de una nueva oficina para controlar el presupuesto y garantizar la eficiencia del Gobierno, ha rechazado la propuesta tras conocerse que no pagó una parte de sus impuestos.

   Killefer había sido designada por Obama para dirigir un puesto de nueva creación para "controlar el gasto público y dar mayor transparencia a los presupuestos federales" y evitar "derroches innecesarios" en los programas sociales de la nueva administración.

   Antigua funcionaria de la Administración Clinton y actual ejecutiva de la consultora McKinsey & Company, su tarea habría sido garantizar que cada dólar de impuestos de los contribuyentes no fuera malgastado, así como su correcta administración para intentar mejorar la maltrecha economía.

 

Etiquetas:EEUUObama