Home

Diario YA


 

PSOE y PP se sitúan en empate técnico

Redacción Madrid. 1 de Agosto.

    El PSOE tenía a finales de julio una ventaja electoral sobre el PP de tan sólo dos décimas, es decir que los dos grandes partidos se han situado en un empate técnico, tras la celebración de los congresos que ambos celebraron antes del verano, según el barómetro correspondiente al mes de julio realizado por el Centro de Investigaciones Sociológicas.

   En concreto, la encuesta otorga al PSOE una estimación de voto del 39,5 por ciento, 3,1 puntos menos que en el anterior sondeo electoral, mientras que el PP se queda con un 39,3 por ciento, subiendo 1,7 puntos respecto al estudio del pasado mes de abril.

   El barómetro entregado hoy en el Congreso se basa en 2.468 entrevista personales y domiciliarias realizadas en 238 municipios de 48 provincias entre los días 7 y 13 de julio y tiene un margen de error de más/menos 2 por ciento. 

   El trabajo de campo se realizó en los días posteriores al Congreso que el PSOE celebró en Madrid entre el 4 y el 5 de julio y dos semanas después del que congregó a los 'populares' en Valencia y devolvió la calma al partido de Mariano Rajoy.

   Como es habitual, el CIS pregunta a los ciudadanos a qué partido votaría al día siguiente, lo que se conoce como 'intención directa de voto'. En este apartado el PSOE consigue un apoyo del 29,3 por ciento, frente al 22,8 por ciento que logra el PP, lo que supone una ventaja de 7,5 puntos a favor de los socialistas. Al sumar las simpatías de los que no contestan a esa pregunta, el PSOE sube al 33,7 por ciento, casi 7,8 puntos por encima del PP, que llega al 25,9 por ciento.

   PSOE PIERDE 4,1 PUNTOS DESDE EL 9-M Y PP SUBE 8 DECIMAS

   Con otras preguntas de su encuesta, el CIS traduce todos esos datos en una estimación de voto para el PSOE del 39,5 por ciento y del 39,3 por ciento para el PP. En comparación con los resultados de las elecciones del 9 de marzo, el PSOE, que cosechó entonces un 43,6 por ciento de los votos, pierde 4,1 puntos. Por su parte, el PP, que logró el apoyo del 40,1 por ciento de quienes votaron en las generales, sube ocho décimas. Así, la distancia entre ambos se ha reducido de los 3,5 puntos de marzo a tan sólo dos décimas en junio.

   Detrás de los mayoritarios figuran en la encuesta Izquierda Unida, con una estimación de voto del 4,8 por ciento, un punto más que en las generales, y CiU, con un 3,3 por ciento similar al de marzo. En quinto lugar repite Unión, Progreso y Democracia (UPyD), el partido de Rosa Díez, al que se calcula un apoyo del 2,5 por ciento, casi el doble de lo que logró el 9-M y sólo una décima menos que en abril.

   En cuanto a la valoración de líderes, los ciudadanos vuelven a otorgar a José Luis Rodríguez Zapatero la mejor nota, con un 4,75, la más baja desde abril de 2005. El presidente ha perdido ocho décimas en su calificación respecto a hace tres meses, cuando logró 5,58 puntos, su mejor puntuación de los últimos años.

   CRECE LA DESCONFIANZA EN ZAPATERO Y RAJOY

   Además, crece el porcentaje de quienes desconfían del presidente, que pasa del 51 por ciento de abril a 63,4 por ciento actual. Paralelamente, tres meses antes decían tener "mucha o bastante" confianza en él el 46 por ciento y ahora sólo son de esa opinión el 34 por ciento.

   En segunda posición figura Mariano Rajoy, que consigue 3,99 puntos, frente a los 4,24 que se anotó en abril. El líder del PP roza así los 3,97 puntos de media que obtuvo en abril de 2006, cuando logró una de sus notas más bajas de los últimos tres años.

   Eso sí, pese a haber superado la prueba del 16 Congreso Nacional de su partido, crece en casi 2,5 puntos el porcentaje de los que admiten no tener confianza en Rajoy, que suman el 78 por ciento de los encuestados. Por contra, un 18,4 por ciento si se fía del líder del PP, un porcentaje 2,1 puntos inferior al de hace tres meses.

   La valoración de líderes la completan el secretario general y portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida y el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, con 3,38 y 3,29 puntos, respectivamente.

   SOLO APRUEBAN TRES MINISTROS

   En general, los miembros del nuevo Gobierno de Zapatero se sitúan entre el 4 y el 5, aunque muchos de sus ministros son desconocidos para los encuestados. Lideran la tabla dos mujeres: la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega y las ministras Carmen Chacón (Defensa), con notas del 5,35 y el 5,24, respectivamente. El tercero mejor valorado es el responsable de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, con un 5,09.

   Eso sí, la mayoría de los ministros han bajado nota respecto a abril y si en ese mes aprobaron siete, ahora sólo lo hacen los tres citados. Destaca la nota del vicepresidente económico, Pedro Solbes, que, aunque perdió puntos en el último barómetro electoral logró mantenerse por encima del cinco. La crisis económica ha hecho mella en su gestión y en junio se quedó con un 4,3. 

   También han pasado del aprobado de abril a un 'cate' en junio el titular de Trabajo e Inmigración Celestino Corbacho (4,6); la de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia (4,5); la de Vivienda, Beatriz Corredor (4,07) y la de Igualdad, Bibiana Aído (3,62), que se convierte en la peor valorada, un puesto que en los últimos meses ocupaba siempre la ministra de Fomento, Magdalena Alvarez.

   En resumen, el 33 por ciento de los sondeados ve "mala" o "muy mala" la gestión del Gobierno en estos meses, frente a un 19,9 por ciento que la considera "buena" o "muy buena". La labor de oposición que realiza el PP es valorada negativamente por el 45,7 por ciento y sólo el 11,1 por ciento la define como "buena" o "muy buena".

   LOS CONGRESOS NO INTERESAN Y NO IMPLICAN CAMBIOS

   El CIS ha analizado en esta ocasión el seguimiento que han tenido los congresos del PP y el PSOE. Según los resultados, ninguno de los dos cónclaves ha interesado demasiado a los ciudadanos, ya que sólo sólo un 20,5 por ciento dijo haber atendido con atención el de los 'populares' y un 22,7 el de los socialistas.

   La impresión que han sacado del evento 'popular' es "más bien negativa" para el 32,5 por ciento, y justo lo contrario para el 23,4. Además, el 47,8 por ciento cree que las decisiones adoptadas en Valencia por el PP no van a suponer "cambios muy significativos" en el partido de Mariano Rajoy, y sólo el 25,7 confía en que sí los habrá.

   Respecto al cónclave del PSOE el 29,1 se ha quedado con una sensación positiva frente al 27,4 que la tiene negativa. Asimismo, únicamente el 20,8 por ciento cree que lo aprobado en ese encuentro implicará cambios importante en el partido de José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que el 54 por ciento cree que no será así.
 

Etiquetas:PPPSOE