Home

Diario YA

Quien ha votado a Alternativa por Alemania

Manifestación de AFD con cartel de Lutero

José Luis Orella Alemania también se asoma a un nuevo horizonte político donde los viejos partidos van siendo sustituidos de forma progresiva por nuevas siglas. Alternativa por Alemania se ha transformado con el 13 % en la tercera fuerza política, algo sin precedente desde 1949, cuando todas las fuerzas surgidas a la derecha del CDU han sido estigmatizadas con el fantasma del neonazismo. Sin embargo, la Angela Merkel que volverá a gobernar por cuarta vez y entrará en la historia de Alemania como una de sus principales cancilleres, ha mantenido la economía alemana como la primera de Europa a costa de introducir un trabajo en precario.

La introducción de un millón de refugiados, como mano de obra barata, para estimular la economía y el invierno demográfico germano, ha provocado un aumento de los asaltos sexuales, que ha sido un discurso muy trabajado por diferentes grupos a la derecha y a la izquierda de la CDU. Incluso Die Linke, el heredero del espacio postcomunista ha reivindicado un control más estricto de las fronteras. Los votos proceden de todos los partidos, demostrando la transversalidad de su discurso: 1.070.000 de la CDU; 500.000 del SPD; 430.000 de Die Linke; 40.000 de los Verdes; 50.000 del FDP; 1.280.000 del campo de la abstención y otros 740.000 de nuevos votantes etc…

A nivel educativo su voto representa el 7% de los universitarios; el 17 % de grado educativo superior; y el 14% de grado elemental. Por edad, los mayores de 60 años son un escaso 10 %; los menores de 30 % un 11 %; entre 45 y 59 años, un 15 %; y entre 30 y 44 años, un 16 %. La mitad de su voto proviene de ciudadanos de mediana edad, habitantes de pequeñas ciudades. En cuanto a grupo laboral, el 33% son obreros, el 29% parados, el 27% autónomos, el 19 % jubilados y el 17 % empleados. Como sucede con otras fuerzas, como el FN galo, obreros, parados y autónomos, que son las principales víctimas de las reformas económicas, son los que están luchando por un cambio político que les proteja, y que ven en la masa de refugiados a sus principales competidores.

El precariado laboral y la apertura de fronteras han sido los principales argumentos que han dado alas a una AfD, que conoce muy bien a la CDU. Gran parte de sus dirigentes provienen de la misma formación, como Alexander Gauland. Este veterano político ha dirigido su discurso al electorado más conservador y nacionalista, con argumentos a favor de la familia. Mientras la corresponsable del partido, Alice Weidel, alto profesional y lesbiana, ha hecho de su conducta sexual un argumento para atraer el voto homosexual, que solía tener en las últimas elecciones preferencias por el FDP.

Etiquetas:alemaniaOrella