Home

Diario YA


 

Reactivación del comercio tras el confinamiento

La pandemia por COVID-19 ha tenido un severo impacto en la economía del mundo. Para evitar estragos económicos mayores, algunos países están reactivando el comercio de manera paulatina. Uno de los sectores que está implementando medidas para recuperarse tras el confinamiento es el hogar y decoración, con la reapertura de los negocios en este ámbito.

¿Cuál ha sido el impacto del confinamiento en el comercio?
El cierre de los comercios ha ocasionado un gran debacle en los ingresos de los empresarios. Por otro lado, durante la cuarentena, muchos han perdido sus empleos y han tenido que gestionar estos ingresos para adquirir lo indispensable.
En los inicios de la pandemia, las compras de artículos de primera necesidad vieron un incremento justificado. A medida que hubo el proceso de adaptación al confinamiento, las ventas online comenzaron a dispararse.
Y aunque seguía siendo el sector alimenticio y de higiene los que estaban en alza, miles de consumidores aprovecharon adquirir de otros departamentos. Muchos han invertido tiempo en mejorar las condiciones de su hogar, pues con el confinamiento han notado la necesidad de estar más cómodos en casa.

¿Qué están haciendo los comercios reactivarse después del confinamiento?
Reabrir las tiendas
sigue siendo un tema de temor tanto para comerciantes como para los consumidores. Después de haber pasado por una gran oleada de contagios y muertes, sigue siendo incierta la seguridad de reactivar la economía comercial. Ahora bien, muchas tiendas están implementando algunas medidas para evitar el incremento de contagios.
Por ejemplo, la distancia entre personas de al menos dos metros se está vigilando de manera rigurosa, especialmente en locales de poca superficie de extensión. Otras tiendas han establecido horarios para la atención de personas en población de alto riesgo, como los mayores de 65 años.
Algunos comercios durante la cuarentena miden la temperatura de los clientes que ingresan a las tiendas. Mientras que otras tiendas han puesto centros de higiene en las entradas de las tiendas. De esta manera, garantizar que las personas se lavan las manos antes de comenzar a tocar los artículos en venta.
Por supuesto, el uso de la mascarilla para ingresar a las tiendas físicas es obligatorio en muchos casos. Por lo tanto, aunque paulatina, la reactivación de los comercios parece un hecho consumado pero seguro. De hecho, a continuación te mostramos un comercio ejemplo de cómo puede reactivarse una tienda tras el confinamiento

Una tienda que pone el ejemplo para una reactivación del comercio segura
Un ejemplo de estas tiendas es kivole.com, una fábrica de muebles y artículos para el hogar ubicada en Elche. Kivole está apostando a una reactivación segura de sus tiendas, para brindar seguridad a sus clientes. Por ejemplo, garantizan una atención personalizada con asesoría incluida, donde se cuidan las medidas higiénicas para evitar el contagio por el virus.
La empresa también cuenta con servicios a distancia a través de compras en línea, con soporte de ventas incluido. De esta manera, los clientes pueden acceder a las últimas colecciones como las de verano, que apuestan por diseños minimalistas con tendencia a lo natural y sencillo.
Si te has dado cuenta que requieres un cambio radical en tu decoración, no dudes en beneficiarte de su catálogo de productos donde además tendrás un servicio gratis estilo “personal shopper”.

¿De vuelta a la normalidad?
La cuarentena ha puesto de manifiesto la necesidad de la aplicación de medidas rigurosas para salvaguardar a los habitantes de un país. Independientemente del lugar donde ha llegado el COVID1-19, ha sido un reto a afrontar la pandemia y sus efectos en la economía.
La flexibilización del confinamiento ha  traído consigo un nuevo reto: el regreso a la “normalidad”. ¿Será posible lograrlo de manera efectiva y beneficiosa para la economía?  
El regreso a las prácticas comerciales parece relativo mientras no exista una vacuna que inmunice contra el Sars-COV-2. Mientras tanto, las tiendas físicas u online, deberán seguir protocolos de seguridad para proteger tanto a los clientes como empleados.
Por ejemplo, será imprescindible mantener el distanciamiento entre las personas, conservas las medidas higiénicas, además de evaluar al personal del comercio para posibles contagios asintomáticos. Además, la mascarilla parecer ser un artículo que será imprescindible durante más tiempo. Queda aún por ver el éxito de estas medidas cuando el confinamiento ya no sea la pauta.