Home

Diario YA


 

Reunión de expertos en Marruecos para hablar del turismo en España

Expertos en paisaje, turismo y ciencias económicas se reunieron esta semana en los cursos de verano que la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) celebró en Tánger del 30 de junio al 4 de julio para discutir sobre el presente y el futuro del sector hostelero y la conservación del patrimonio, así como la aportación del turismo a la economía de España y de Marruecos.  

   El Consejo de Europa estuvo presente en estos cursos a través de la directora de la División de Ordenación del Territorio, Patrimonio y Paisaje de este organismo, Maguelonne Déjeant-Pons, que advirtió sobre los peligros que el turismo de masas tiene para el patrimonio, el territorio y el paisaje. Todos los expertos coincidieron en destacar las bondades del turismo alternativo, entendido como una práctica cultural y solidaria.

   El profesor de la Universidad de Málaga y presidente de la Asociación Española de Expertos Científicos en Turismo (Aecit), Enrique Torres Bernier, que presentó el curso 'Territorio, empresa y turismo', apostó por el fomento de la "opciones turísticas no convencionales" e insistió en que este sector debe transformarse y ser gestionado con "profesionalidad", para volverse mucho más competitivo.

   Tanto Torres Bernier como Déjeant-Pons, propusieron el turismo como un modelo de desarrollo estable y resaltaron la capacidad de este sector para generar "empleo y riqueza". No obstante, coincidieron con el experto de la Universidad de Sevilla, Florencio Zoido Naranjo, que presentó el curso 'Paisaje y turismo', en que el paisaje y el patrimonio deben ser considerados recursos indispensables para esta industria. En palabras de Zoido Naranjo, "el espacio turístico, si no es agradable, evoluciona hacia la degradación".

   En este sentido, el profesor de la Universidad de Sevilla destacó que hoy es posible saber si las intervenciones sobre el territorio "se ajustan a los umbrales de calidad ambiental, así como si son contrarias o no a la conservación del territorio". De hecho, Zoido Naranjo aseguró que en Andalucía la administración incorpora criterios paisajísticos en sus intervenciones. Asimismo, afirmó que la legislación española propone criterios de calidad ambiental, aunque reconoció que habría que adaptarse a los convenios con Europa en ese sentido, que consideró más amplios.

   En cuanto a las iniciativas comunitarias, Déjeant-Pons destacó el convenio europeo del paisaje que se está desarrollando en la actualidad, y afirmó que el Consejo de Europa está realizando un seguimiento "muy cuidadoso" en cada país en este sentido, puesto que, a pesar de existir un acuerdo comunitario, la protección del paisaje y del patrimonio es competencia de cada estado.  

   No obstante, la visión positiva de estos expertos sobre las estrategias de sostenibilidad y el desarrollo del turismo en Andalucía contrasta con las últimas informaciones sobre los efectos de la crisis en el sector hostelero en Andalucía, y con las críticas que Greenpeace manifestó esta semana en torno a la destrucción del litoral andaluz a través del informe 'Destrucción a toda costa 2008'. Según Greenpeace, en Andalucía se pueden encontrar 18 puntos negros dentro de sus 817 kilómetros de litoral. La organización destacó además a la construcción, la contaminación, los vertidos tóxicos y el urbanismo insostenible como culpables, y criticó al gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por su "escaso interés en la materia". De hecho, propuso la creación de nuevas reservas litorales y una aplicación más efectiva de la ley de costas.

   En este sentido, Florencio Zoido quiso destacar la importancia de cuidar el paisaje e intervenir de manera responsable en el territorio, y propuso por ello que "el paisaje es una buena ordenación de base" en esta industria. En su opinión, "no se puede hacer turismo sin política territorial". De este modo, explicó que la calidad del turismo debe ser "percibida" en el propio paisaje.

   Estos expertos coincidieron en apostar por el turismo alternativo como contrario al desarrollo urbanístico irresponsable, y opinaron que el actual convenio europeo del paisaje podría servir también como experiencia para Marruecos y el norte de África, donde algunas empresas constructoras españolas se han trasladado, según Torres Bernier, por "condicionantes de la propia legislación" que hacen más fácil la actuación en el territorio.

Etiquetas:turismo