Home

Diario YA

el país caucásico es escenario de multitudinarias protestas contra la elección del expresidente Serzh Sargsián

Revolución de color en Armenia. ¿Un ataque a un aliado de Putin?

José Luis Orella
Desde el 13 de abril el país caucásico es escenario de multitudinarias protestas contra la elección del expresidente Serzh Sargsián como nuevo primer ministro. Serzh Sargsián fue titular de Defensa de 2000 a 2007, ocupó el cargo de primer ministro por un período de doce meses entre 2007 y 2008, y ejerció como presidente de Armenia durante diez años, hasta que fue relevado por Armén Sarkisián el 9 de abril. El deterioro del nivel de vida, el aumento de los precios de los alimentos básicos ha logrado crear la atmosfera ideal para un levantamiento social contra el líder del Partido Republicano, quien desde el 2008 ha sido el hombre fuerte del país, y que después de una reforma constitucional, pasó de ser una República presidencialista a otra parlamentaria, trasvasando el poder a la Asamblea Nacional y al Primer Ministro. Sin embargo, las protestas masivas le llevaron el 23 de abril a presentar la renuncia a la jefatura del Gobierno.
Las protestas han sido lideradas y aprovechadas por Nikol Pashinián, líder de la coalición ELK, una pequeña formación liberal, proatlantista (USA y Unión Europea), quien se postula como primer ministro, aunque su formación únicamente tiene 9 diputados de los 105 de la Asamblea Nacional.

Otro militante del Partido Republicano, Karén Karapetián, fue nombrado primer ministro en funciones, y se perfila como el nuevo hombre fuerte de la formación nacionalista. La Asamblea Nacional (Parlamento) de Armenia elegirá al nuevo primer ministro el 1 de mayo. El Partido Republicano, de línea nacionalista y derechista tiene 58 escaños; el principal partido de la oposición, Armenia Próspera, de línea conservadora, tiene 31 escaños; la Alianza ELK 9 y la Federación Revolucionaria Armenia Dashnaktsutiún, socialista, dispone de 7 apoyos. ELK es la única formación contraria a una línea internacional rusófila, mientras que el resto no cuestionan esa política. En la actualidad, Armenia es miembro de la Unión Euroasiática y de la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), una lianza militar liderada por Rusia. Nikol Pashinián pretende hacer una transición, desde el puesto de primer ministro, apoyado en su partido, en Armenia Próspera, que le ha dado su apoyo, en la Federación Revolucionaria Armenia, que declaró que salía de la coalición gobernante liderada por el Partido Republicano, y en diputados tránsfugas del PR. Sin embargo, los grupos opositores se oponen hacer de la revuelta social un “maidan” político como pretende Pashinián.
Entretanto, el nuevo hombre fuerte Armén Sarkisián, intenta mantener unido su partido y liderar el proceso de cambio, sin romper las alianzas se su país. A su vez, la embajada USA en Erevan, desmintió cualquier tipo de declaración oficial en apoyo del ejecutivo armenio, lo cual sería razonable. Armenia representa el socio más fiel en el Cáucaso sur de Rusia, junto a Azerdbaijan, país con quien tiene el conflicto congelado de Nagorno Karabaj, región azerí, poblada por armenios, y bajo ocupación militar armenia. También es vecino de Turquía, segunda fuerza militar de la OTAN al sur, y de Georgia al norte. Una zona estratégica en el envío de petróleo y gas natural del Mar Caspio hacia Europa.

 

Etiquetas:ArmeniaOrella