Home

Diario YA


 

El ministro de Interior ha repetido la sospecha de un atentado inminente para que la banda de asesinos demuestre su fuerza

Rubalcaba insiste en el que el fin de ETA no está próximo


Redacción Madrid. 21 de noviembre.

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, señaló hoy que la detención esta semana del jefe de los asesinos de ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki', pone de manifiesto que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, los tribunales y la cooperacion antiterrorista con Francia "están funcionando bien", pero advirtió que esto no quiere decir que se esté "ante el final de ETA", ni que él pase las noches "tranquilo".

   En una entrevista en Radio Nacional, indicó que el motivo es que "ETA necesita demostrar a los suyos que está fuerte" y por ello no puede descartarse una próxima acción de respuesta a la detención de 'Txeroki' en la localidad francesa de Cauterets. "Estamos en alerta máxima", reconoció.

   Asimismo, confesó que su día a día al frente del Ministerio del Interior es muy difícil de superar "porque las noticias buenas y malas se suceden continúamente. "Este es un ministerio para tener un corazón de 25 años", añadió.

 

Etiquetas:ETAlucha contra ETA