Home

Diario YA


 

Obama empieza a poner pegas al escudo antimisiles

Rusia acabará con su programa nuclear si EEUU no instala el escudo antimisiles

Redacción Madrid. 19 de diciembre.

  Rusia interrumpirá su programa de desarrollo de armas estratégicas si Estados Unidos suspende su proyecto de escudo antimisiles en Europa, según declaró hoy el comandante de las fuerzas balísticas estratégicas rusas, el general Nikolai Solovtsov, citado por la agencia de noticias Interfax.

   "Si los americanos renuncian a su proyecto de una tercera región de despliegue y a otros elementos de su sistema estratégico de defensa de misiles, nosotros, por supuesto, responderemos adecuadamente", aseguró Solovtsov. El escudo antimisiles estadounidense incluye un interceptor de misiles en Polonia y un radar en la República Checa.

OBAMA EMPIEZA A ARREPENTIRSE DEL ESCUDO ANTIMISILES

 Por su parte, la Administración del nuevo presidente de EEUU, Barack Obama, cumplirá la exigencia del Congreso de no desplegar misiles interceptores en Europa hasta que se realicen las pruebas que avalen su eficacia, dice una declaración de Ellen Tauscher, presidenta del subcomité de Fuerzas Estratégicas del Comité de Servicios Armados de la Cámara de Representantes del Congreso. Informa RIA Novosti.

"La nueva Administración estadounidense se regirá por las condiciones legislativas impuestas por el Congreso, en especial en lo que respecta a la exigencia de someter al testado completo los misiles interceptores de largo alcance", destaca el documento, divulgado ayer en Washington.

Según fuentes de la Cámara de Representantes, el presupuesto bélico de EEUU para 2009, aprobado por el Congreso y firmado por George Bush, prohíbe al Pentágono adquirir misiles interceptores de dos etapas para la "tercera zona de defensa antimisiles" en Polonia hasta que pasen todas las pruebas reglamentarias en vuelo y sea oficialmente confirmada su capacidad de cumplir misiones asignadas.

La demócrata Tauscher y el congresista republicano Doug Lamborn visitaron la República Checa, Polonia y Rusia del 12 al 18 de diciembre.

Washington y Varsovia sellaron el 20 de agosto de 2008 un acuerdo para el despliegue de 10 misiles interceptores en Polonia. Algunas semanas antes, EEUU había firmado un convenio similar con la República Checa, para instalar en su territorio un radar.

EEUU justifica el emplazamiento del escudo antimisil en la Europa del Este por la supuesta amenaza del lanzamiento de cohetes desde Irán pero Rusia, recelosa de que tales sistemas vulneren su seguridad, criticó en más de una ocasión el plan estadounidense.

La llamada tercera zona de defensa antimisil (DAM) tiene "potencial anti-ruso" y no contribuye a reforzar la seguridad en Europa. "Estas acciones dan origen a la desconfianza e instigan la carrera de armamentos en el Viejo Continente y fuera de sus límites", subrayó anteriormente el Ministerio ruso de Exteriores.

El presidente Dmitri Medvédev en su Mensaje anual a la Asamblea Federal (Parlamento) el pasado 5 de noviembre anunció que Rusia instalará cohetes Iskander en la provincia de Kaliningrado, enclave ruso sobre el Báltico limítrofe de Polonia, para contrarrestar el escudo de defensa antimisiles de EEUU en Europa.

Al propio tiempo, en entrevista al diario francés Le Figaro, publicada el 13 de noviembre,

Dmitri Medvédev, declaró que Rusia renunciará al despliegue de misiles Iskander en Kaliningrado, si la nueva Administración de EEUU vuelve a analizar la necesidad de instalar elementos de defensa antimisiles en Europa. 

Etiquetas:EEUUescudo antimisilesRusia