Principal

Diario YA

 

 

San Isidro: Madrid es Católico

Fidel García Martínez. Resulta que la alcaldesa de Madrid, la ínclita Sra. Carmena, se ha dado cuenta ahora, gracias a San Isidro, que Madrid es una ciudad mayoritariamente católica, lo cual no le impide decir toda clase de vulgaridades sobre la vida del gran Santo Patrono de los labradores. Si el año pasado lo censuró de vago, porque le ayudaban a los ángeles en sus duros trabajos de labranza, que santificaba con la oración, este año la locuaz alcaldesa que se dice y se desdice, ha querido arrimar la figura del Santo a su peculiar visión proletaria y populista, diciéndole que San Isidro le gusta porque es campechano, y tienes las manos gruesas y duras de tanto trabajar en el campo.

Además ha afirmado que ha ido a la Santa Misa en honor del Santo Patrón de Madrid no porque ella es católica, sino porque Madrid mayoritariamente lo es. Por lo visto Madrid no es católica para retirar las placas de las calles con los nombres de los martirizados, que es mucho más que asesinados, durante la terrible persecución religiosa que asoló a Madrid y a toda España por fuerzas anticatólicas marxistas comunistas. Madrid tampoco debe ser muy católico cuando el laicismo negativo, se mofa y befa de lo más sagrado, profanando lugares santos y profiriendo toda clase de blasfemias y obscenidades, sin que le pase nada a la procaz altanera, o se profana la cabalgata que recuerda la Epifanía del Señor.

Los madrileños no piden a los políticos laicistas negativos privilegios ni su protección- de eso se encarga San Isidro- sino simplemente que no los ofendan, ni molesten. No hace falta que simulen nada en tiempo de elecciones para ganarse el voto católico, sino que respeten a los católicos, no les priven de sus derechos fundamentales como es la libertad de educación respetando la Constitución Española que garantiza la enseñanza concertada y diferenciada como plenamente dignas de ser respetadas y estimulados.

Además si Madrid es católico como afirma la Sra. Alcaldesa ¿cómo es posible que todas las demás confesiones deben tener el mismo trato que la Iglesia Católica? O sea que eso de las mayorías es un cuento que se manipula según dé más votos. Es evidente que todas las confesiones religiosas merecen respeto y considerción pero lo que no se puede entender es el porqué algunas veces los políticos laicistas priman a los minoritarios, para descalificar a los mayoritarios. La Sra. Alcaldesa y su equipo de gobierno deben mirar más por los madrileños en general porque así no miran tanto por sus votantes y simpatizantes en particular.

Etiquetas:CarmenaMadrid