Home

Diario YA

según constata el informe internacional educativo PIRLS, que evalúa los sistemas educativos de 47 países y 10 regiones.

Siete de cada diez directores de colegios de la Comunidad de Madrid valora positivamente las infraestructuras de sus centros

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha avanzado estos datos durante su intervención en el Pleno de la Asamblea de Madrid, donde ha respondido a una pregunta del portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Ángel Gabilondo, sobre las infraestructuras educativas de la Comunidad de Madrid. PIRLS (Estudio Internacional de Progreso en Comprensión Lectora) es un prestigioso trabajo de análisis de educación comparada llevado a cabo por la Asociación Internacional para la Evaluación del Rendimiento Educativo (IEA). Entre otros aspectos, el informe evalúa si las infraestructuras de los centros son adecuadas para la comprensión lectora de los alumnos, que es la base del aprendizaje. Según la última edición de este estudio, el 70 % de los directores de los colegios madrileños consideraron que las infraestructuras educativas de sus centros, en concreto de las aulas, eran adecuadas. Este porcentaje es muy superior a la media española  que registra un 53,9 % de satisfacción en materia de infraestructuras.

Climatización de los centros educativos

Otro de los aspectos fundamentales que recoge este informe internacional en relación a los colegios de la región es la percepción de los directores en cuanto a la climatización y los sistemas de iluminación. El 75,6 % de los responsables en los colegios madrileños está conforme con el estado de la climatización y la iluminación de las aulas, mientras que el porcentaje si sitúa en el 58,1 % en la media de España.  Precisamente, el Ejecutivo que preside Ángel Garrido ha destinado durante ese año más de 3,7 millones de euros para hacer los centros docentes públicos más eficientes energéticamente y mejorar las condiciones de aislamiento térmico de los edificios, con el fin de para afrontar en mejores condiciones los episodios de temperaturas extremas.

Gracias a este importante plan que ha puesto en marcha el Ejecutivo regional, las 57 escuelas infantiles públicas de gestión directa de la Comunidad de Madrid, los 301 Institutos de Educación Secundaria y los 69 centros de educación de adultos de la región han podido acometer las actuaciones para optimizar las condiciones térmicas o de confort de sus aulas y del resto de instalaciones.