Principal

Diario YA

 

Signos que podrían indicar que tu cuenta de Gmail ha sido hackeada

Uno de los mayores temores que podemos tener a día de hoy es el hecho de que alguien consiga acceder al contenido de nuestras cuentas de correo electrónico, y es que en su interior encontramos gran cantidad de información privada que muy posiblemente nos comprometería si saliese a la luz, o incluso, parte de esa información puede ser utilizada con el fin de obtener beneficios ya sea mediante el robo o incluso coacción, suplantación de identidad, etcétera. Por ello, para prevenir vamos a analizar algunos de los principales signos que podrían indicar que nuestra cuenta de Gmail ha sido hackeada.

Las nuevas amenazas para las cuentas de Gmail

Gmail es uno de los servidores de correo electrónicos más utilizados en todo el mundo, y es por ello que también se ha convertido en uno de los objetivos principales para los delincuentes cibernéticos que buscan obtener un beneficio económico de forma ilícita.

Es por ello que las estafas y el phishing están a la orden del día, consiguiendo información a través del envío de correos fraudulentos que cada vez son más convincentes y llegan incluso a engañar a los más expertos en la materia.

Debido a esto es esencial, por una parte, que aumentemos nuestra seguridad con buenos sistemas antivirus y evitemos hacer clic en enlaces que lleguen a través de correos electrónicos y, en caso de estar interesados, accederemos directamente a la página oficial desde el navegador, pero nunca desde el enlace, y por otra parte también debemos prestar atención a nuestra cuenta para averiguar si existen indicios que puedan hacer pensar que alguien haya podido acceder al contenido.

A pesar de todo, el uso de los correos electrónicos es muy seguro y casi imprescindible contar con una cuenta en la actualidad. Si aún no dispones de ella, no dude en consultar estos tutoriales para crear un correo electrónico.

Los principales indicios del hackeo de Gmail

Una de las principales razones por las que podemos pensar que nuestra cuenta de Gmail ha sido hackeada es precisamente cuando vamos a iniciar sesión y observamos que alguien ha cambiado nuestra contraseña. Es importante que nos cercioremos que la estamos escribiendo bien, y en caso de que estemos convencidos, posiblemente alguien haya conseguido acceder y cambiar la contraseña de acceso, por lo que deberemos recuperar la cuenta lo antes posible.

Por otra parte también es recomendable utilizar una interesante herramienta de Gmail con la que vamos a poder averiguar las últimas conexiones. Para ello nos dirigiremos a la bandeja de entrada y bajaremos hasta abajo del todo donde, en la parte derecha observaremos el texto “Última actividad de la cuenta: hace X minutos”, y justo debajo tenemos el enlace “Información detallada”. Si hacemos clic en dicho enlace se nos abrirá una ventana donde podremos comprobar las 10 últimas conexiones. Si observamos que de alguna dirección ip sospechosa, podemos considerar que existe la posibilidad de que alguien acceda a nuestra cuenta. De igual manera, desde esta misma ventana vamos a poder cerrar todas las demás sesiones abiertas.

Y finalmente también es aconsejable echar un vistazo de vez en cuando tanto a los elementos enviados como a los correos electrónicos que recibimos. Si de repente empezamos a recibir correos extraños que nunca hemos solicitado, en principio puede ser el signo de que alguien está haciendo uso de nuestra cuenta, pero sobre todo prestaremos atención a la carpeta de elementos enviados, y sin algún momento aparece algún mensaje que nosotros no hemos enviado, directamente podemos tener claro que alguien está enviando mensajes con nuestra cuenta de correo electrónico.