Home

Diario YA


 

EL BANCO DE ESPAÑA AFIRMA QUE LA ECONOMIA CAERA UN 3% ESTE AÑO Y UN 1% EN 2010

Sin razones para el optimismo

Redacción Madrid. 3 de abril. La recesión española es mucho más grave de los previsto. La economía se contraerá un 3% este año y un 1% el siguiente, una caída de la actividad que vendrá acompañada de un aumento de la tasa de paro hasta el 17,1% este año y del 19,4% en en 2010 y de una cifra de déficit público disparada al 8,3% y el 8,7%, respectivamente. Las previsiones son del Banco de España son mucho más pesimistas que las elaboradas hasta ahora por el Gobierno, que apuntan a una caída del PIB del 1,6% este año y a una recuperación en 2010, cuando la economía avanzaría un 1,2%. Para el Banco de España, la recesión se prolongará durante 2010 y no habrá una "recuperación inicipiente" hasta finales del año que viene. Las cifras se publican sólo un día después de que el presidente del Gobierno, Jose Luis Rodríguez Zapatero, pronosticara que la economía española tocará fondo en la segunda mitad de este año y comenzará entonces su recuperación.
 
El ministro de Economía, Pedro Solbes, admitió desde Praga que que aún no hemos llegado a la parte más baja del ciclo aunque algunos datos indican que la desaceleración "se está parando" y reconoció que las previsiones del Banco de España son "un indicador de por dónde pueden ir las cosas". Mientras, la vicepresidenta primera señaló en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "vamos a tener unos meses por delante duros", aunque se mostró convencida de que las medidas adoptadas, van a permitirnos "en un horizonte no muy lejano empezar a retomar la senda de la estabilización", tocando fondo en el segundo semestre. De la Vega señaló que la creación de empleo vendrá de la mano de la reactivación del sistema económico, la liquidez y el flujo del crédito y afimró que existe "margen de maniobra", aunque Solbes matizó que no en el ámbito fiscal. España debe situar su déficit público por debajo del 3% en 2012, lo que obligará a contener el gasto del Estado.
 
RECESION HASTA 2010
 
Las previsiones del Banco de España indican que la recesión se prolongará en 2010, un año en el que sólo comenzarán a registrarse crecimientos negativos en la última parte del ejercicio. Hasta entonces, el panorama es bastante desolador. La demanda nacional caerá un 5,6% este año y un 2,4% el siguiente, debido a la caída del gasto de las familias (tanto en consumo como en vivienda), como de las empresas. La clave hay que buscarla en el deterioro de las perspectivas económicas, la pérdida de valor de la riqueza financiera e inmobiliaria, las restricciones financieras, la contracción del comercio mundial y de la actividad en los países industrializados. El resultado es que el consumo privado caerá un 3% este año y el 0,4% el siguiente, con un descenso de la inversión de bienes de equipo del 15% en 2009 y del 10,3% en 2010. Más acusada será la caída en la construcción, con desplomes del 24,3% este año y del 12,6% el siguiente. La excepción será el consumo público, que aumentará un 3,5 y un 2,1%, respectivamente.
 
La demanda exterior contribuirá a moderar la caída de la actividad con una contribución al crecimiento del 2,5% este año y del 1,4% en 2010, gracias, sobre todo, a la fuerte contracción de las importaciones.
 
MENOS INFLACION, MAS DEFICIT
 
Ls previsiones de la institución presidida por Miguel Angel Fernández Ordóñez indican que la inflación seguirá a la baja, con un incremento medio del 0,2% este año y del 1,5% en 2010, un aspecto positivo que estará acompañado de un acusado descenso del déficit exterior, que pasará de tasas superiores al 9% del PIB en 2008, al 4,4% en 2010, factores que permitirán corregir algunos de los desequilibrios de la economía.
 
Lo que no se corregirá será el déficit público, que escalará al 8,3% este año y el 8,7% el siguiente, porcentajes que podrían aumentar si se adoptan más medidas de reactivación. El Banco de España advirtió que el margen de actuación fiscal es limitado" y reclamó medidas para reconducir las cuentas públicas una vez superada la crisis, un elemento decisivo, como la adopción de reformas estructurales que, en el ámbito laboral, deberían permitir que los ajustes se realicen a través de los salarios y las condiciones de empleo y no de los despidos.
 
PARO DISPARADO
 
Las previsiones indican además que la principal víctima de la crisis será el empleo, con caídas del 5,2% este año y del 2,1% el siguiente, y tasas de paro que aumentarán hasta el 17,1 y el 19,4%, respectivamente si no se adoptan medidas. La institución destaca además que los salarios crecerán un 3% este año, tasa "poco coherentes con la caída de la actividad" y el estancamiento de la inflación, y apunta a que la productividad aumentará un 2,3 y un 1,2%, en cada uno de los ejercicios.
 

La institución, que calcula que el Fondo de Inversión Local contibuirá con tres décimas al PIB en el promedio de 2009 y 2010, pronostica además que los precios de la vivienda seguirán bajando en estos dos años. Esta caída, unida a la desconfianza de los consumidores y las sombrías perspectivas económicas, incrementará la tasa de ahorro, que crecerá hasta alcanzar el 16,6% al fin del ciclo. 

Etiquetas:banco de Españacrisis economica