Principal

Diario YA

 

 

Tendencias para ir a la última esta primavera

La primavera ya está aquí, con su tiempo inestable, sus temperaturas oscilantes, pero viendo resplandecer las novedades y tendencias en moda y belleza para ir a la última en la primavera 2017. El vestuario se renueva, se llena de color y volumen; las botas altas dejan paso a sandalias y zapatos con tacón para lucir esbeltez; los complementos salen de los joyeros para resplandecer al sol de los días más largos.

De las pasarelas a la calle

Lo vaticinaban las grandes pasarelas internacionales: los volantes, denostados en épocas precedentes, vuelven con mucha fuerza. Junto a ellos, los monocromos y el mayor protagonismo a la lencería vista. Estas son las reinas de la primavera del armario femenino:

Blanco, más blanco

El blanco, tradicionalmente color veraniego, con reminiscencias a la moda ibicenca, al calor y a lo vaporoso, pisa fuerte en esta primavera 2017. Los looks en completo blanco son un must have en tu armario.

Vuelve la superposición

Capa sobre capa; jeans y vestidos; jersey y transparencia; petos y camisas. Los noventa regresan en forma de capas. ¿Todo vale? Si no es todo, casi todo.

La irrupción del color

Junto a los look monocromos convive una auténtica explosión de color. Las mezclas imposibles rompen los cánones de lo estéticamente correcto: algunos más acertados; otros más arriesgados.

Estampados

La primavera es contraste, son formas, son mezclas cromáticas vivas; y eso tiene una plasmación en la moda, esta temporada, con los estampados. Tales son las mezclas que se proponen para ir a la última en esta temporada 2017 que lo mismo se calza una bota con una falda tweed, que una sandalia plana.

Los volúmenes conquistan

Junto con los volantes, asistimos al renacer de los volúmenes: hombreras XXL, bombachos con cinturas marcadas por un corsé... las hombreras noventeras han evolucionado y se ha hecho un hueco en el armario de la primavera 2017.

El vestido lencero sale del armario

Que la lencería gana peso y visibilidad en el armario femenino es un hecho que venimos asistiendo y certificando temporada tras temporada. Hasta que por fin se ha hecho vestido. Ya no hay un sutil vislumbramiento. La lencería es lo que nos viste, y lo hace con una elegancia natural, en sedas y satenes, de diseños sencillos pero que conquistan a todas las personalidades.

Pop y retro, retro y pop

Ambas filosofías conviven y se llevan a las mil maravillas. Junto a complementos de gran volumen -los pendientes ganan cuerpo y se instaura la moda de los relojes de madera de pulsera Mr Bowtie, relojes de madera que han lucido referentes internacionales-, y presencia en los looks, ganan peso los estilos marcados hasta sus últimas consecuencias.

Por su parte, la mujer de hoy busca como ser más alta y más estilizada y por ello no duda en usar botas altas o tacones. Las plataformas vuelven. Pero los hombres no quieren quedarse atrás y optan por una alternativa más discreta: los zapatos con alzas. Con estos zapatos con alzas ya no tendrás que preocuparte por cómo ser más alto, pues puedes ganar altura de una manera sutil, elegante y con clase sin que nadie más se dé cuenta que los llevas.

El largo vuelo del volante

Ha pasado por largas temporadas de éxito, seguido por etapas de auténtico ostracismo. El volante ha sido avanzado en las pasarelas de Nueva York, Milán o París. También en Madrid vivimos una eclosión de los altos vuelos. Y no solo en los vestidos, que también, sino sobre todo en bajos de pantalón, mangas y camisas. Hay volantes hasta en los complementos y en el vestuario de toda una Reina.

De la moda al cuidado personal

Y por supuesto, no puede faltar una piel perfecta, de gran belleza libre de impurezas. Para ello, las cremas continúan como aliado cada vez demandado en farmacias como Farmaciasdirect.com por mujeres y chicas más jóvenes. La revisión de la piel comienza hoy en la post pubertad y no se abandona hasta la vejez, según apuntan desde las asociaciones de productores de cosmética y productos de peluquería.

El perfil del consumidor de productos de cosmética se ha rejuvenecido. Si en los años 80 y 90, las mujeres a partir de los 50 años eran las mayores demandantes, apenas veinte años después es el joven, hombre o mujer, menor de 30 años quienes tienen un consumo mayoritario.

Entre estos productos y servicios en los que ha aumentado la demanda de los públicos más jóvenes está el cuidado de la boca. Los aparatos que tanto estuvieron de moda entre los niños de los noventa se han trasmutado, según confirman desde los dentistas en Madrid de las clínicas dentales. El joven de hoy busca un aspecto ideal, con el diseño de una sonrisa perfecta, un cutis perfecto, un corte de pelo a la moda y siguiendo las tendencias tanto físicas como virtuales.