Home

Diario YA

UNA CIUDAD PARA VIVIRLA Y DISFRUTARLA

Hay muchas, muchísimas ciudades que merece la pena visitar por muchos motivos. Museos, monumentos, mercados, compras, eventos, pero hay otras donde aparte de todo esto la principal razón es vivirla. Y una de ellas, quizás emblemática, es Ámsterdam. Parecerá como que han desaprovechado la visita si solo realizan el típico tour cultural, que también, o han ido por su agenda de eventos para este año, que es otra poderosa razón. Y no solo en esta celebérrima ciudad, sino en todos los Países Bajos, hay mucho que hacer y  mucho que celebrar.
Sobre Ámsterdam y sus atractivos aún hay mucho que contar y mucho que ver. Aunque es una ciudad emblemática donde las haya, sigue en muchos aspectos desaprovechada por el turista o el visitante ocasional, porque es mucho lo que ofrece, más allá de los canales, los coffee shops y ese ambiente liberar que tanto se envidiaba hace años en tantos países.
Existe una ciudad que esconde rincones secretos en los que poco reparan, porque habitualmente el tiempo se emplea en visitar los museos , que por supuesto hay que ver, y en recorrer las rutas programadas y estandarizadas. Es cierto que para una primera visita lo ideal es este tipo de turismo, porque hay que conocerlo, pero en una ciudad como esta donde cada viaje a ella nos devuelve con nuevos motivos para regresar, llega el momento de conocerla en profundidad, en sus rincones más íntimos y algún que otro lugar secreto que solo conocen los residentes.
Ámsterdam, como toda capital histórica europea, y no olvidemos que tiene uno de los centros históricos más grandes de Europa, y que fue construido en el siglo XVII, también tiene sus secretos.
En una visita de este tipo, donde se sale a una hora y no se sabe a qué hora se regresa; donde comer no es lo prioritario aunque sí sea necesario; donde se suele ir en grupo o en familia, lo ideal es alojarse en uno de los múltiples albergues de la ciudad. Es una opción que cada vez está tomando más auge y ocupando el lugar que debería tener, porque les permite compartir a todos la misma vivienda, cocinar si fuera necesario, con todos los servicios, zonas comunes, sin importar horarios y a unos precios muy competitivos sobre todo cuando viajan varias personas juntas y además a una ciudad donde se va a vivirla y disfrutarla.
Cuando preparen su próxima visita a Ámsterdam, no olviden de entrar en Expedia albergues y elegir el que más les interesa en cada momento. Los tienen todos.