Home

Diario YA

Un negocio de ricos

Una decisión del gobierno permite acudir al extranjero para contratar incubadoras humanas

Lluis Esquena Romaguera.  En el último Consejo de Ministros, el Gobierno de España tomó la decisión de incluir en el Registro Civil a todos los nacidos fruto de maternidad subrogada. Los vientres de alquiler no son legales en España, pero la decisión del Ejecutivo permite que parejas españolas acudan con toda normalidad a mujeres de otros países para contratarlas como incubadoras humanas.

 Las cifras de este negocio son espeluznantes. Un pack completo en México asciende a unos 60.000 euros. El precio aumenta si se trata de una mujer de los suburbios estadounidenses o del Este de Europa. Está claro que la maternidad subrogada se ha convertido en un negocio de ricos en el que mujeres necesitadas o pobres se convierten en objetos  de compra-venta.

 

 
 

Etiquetas:sociedad