Home

Diario YA

Pactos transversales

Valls quiere arrinconar a los nacionalistas y Errejón a la derecha

Luis Losada Pescador

El ajedrez de la política hace extraños compañeros de cama. Frente a la lógica de los pactos a izquierda o derecha, los llamados pactos “transversales”. Valls está dispuesto a apoyar a Colau con tal de arrinconar a los nacionalistas. Errejón hace lo propio en Madrid para arrinconar a la derecha. ¿La clave? La veleta de Ciudadanos, que puede negociar a un lado u otro en función del viento.

Es la hora de la verdad. Los discursos están bien. Pero una vez repartidas las cartas hay que saber jugarlas. Ir de farol está bien mientras no acepten el órdago. Tejer alianzas es bueno si no pierdes más de lo necesario en el camino. El juego de las siete y media se ha convertido en la clave de unos pactos que se juegan a tres bandas: local, autonómico y nacional. Casi nada.

El problema de Vox es que no tiene nada que ofrecer a nivel nacional. Por eso es casi seguro que acabará en el ‘gallinero’ por mucho que pataleen. El mismo Abascal dijo nada más entrar al Congreso que el lugar físico les daba igual porque venían a defender a España... Hoy reclaman que los golpistas suspendidos no cobren su sueldo. Bien. Ahora toca que la Mesa la apruebe. Y mientras tanto, ‘al gallinero’. Da igual haber madrugado o no…

Los de Abascal exigen dignidad. “Esto no va a ser Andalucía”, dicen en reconocimiento de la nula negociación andaluza. “Si quieren nuestro apoyo tendrán que sentarse en una mesa a tres”, añaden. De momento, se repite el esquema andaluz: reuniones bipartitas del PP con Vox y del PP con Ciudadanos.

¿Y por qué nadie habla de programa, programa, programa que diría Anguita? Más allá de las siglas, las fobias y las filias, estaría bien que todas las partes expusieran a la opinión pública sus pretensiones. ¿Cuáles son sus cartas a los Reyes Magos?, ¿en qué sería posible el acuerdo? Y sobre todo, ¿para qué servirían los acuerdos?

Nada. Seguimos con el ‘hoolinganismo’ de la política. Por eso Errejón aprovecha para ofrecer su apoyo a Villacís a cambio de que Ciudadanos apoye a Gabilondo. Y el PP y Vox mirando a la luna de Valencia…

Sánchez no abre la boca. Pero la propuesta de Errejón avalaría un acuerdo nacional con Ciudadanos que dejaría a Podemos con la brocha en la mano. ¡Qué mala es la enemistad de los amigos! El ‘Guapo’ se quitaría la rémora de los nacionalistas que siguen pensando en clave electoral: la de las próximas elecciones catalanas. Pesa sin embargo el grito de sus seguidores la noche del 28 de abril “¡Con Rivera no!”. Para el líder de Ciudadanos sería difícil dar este giro de 180 grados. Abandonaría su estrategia de ser líder de la oposición y de comerse los restos del PP. Pero quizás haya comprobado ya que esa estrategia era imposible y que más vale pájaro en mano.

Podría venderlo a la opinión pública como un gesto de responsabilidad para evitar la alianza con nacionalistas y populistas. Y quizás ser vicepresidente y satisfacer su vanidad para orgullo de su enmuletada Malú. A cambio, su Villacís sería alcaldesa y podría cogobernar con Gabilondo la Comunidad de Madrid. Y sobre todo, dejaría a la derecha fuera de juego…

El anzuelo del pescador

Zapatero, ese indigno. Las actas de las negociaciones con ETA revelan que Zapatero informó a los etarras que Francia preparaba un golpe a la banda. La misma indignidad que el Faisán.

El ‘Cercle’ pide política. Torra pide a los empresarios que avalen el ‘procés’. El ‘Cercle’ de Empresarios reclama que el gobierne haga política de las cosas: Educación y Sanidad

LGTBDisney. Disneyland Paris ha organizado para este sábado una marcha de “orgullo gay” en su propio parque. ¿Es lo más adecuado para los niños y familias? Las zorras a cuidar el gallinero… ¡Si Walt Disney levantara la cabeza!

Franco, en su sitio. Se acerca el 10 de junio, fecha prevista para exhumación de Franco. El ponente probablemente propondrá al Supremo acepar las medidas cautelares reclamadas por su familia. Nuevo pinchazo de Sánchez.