Home

Diario YA

Venezuela y la inseguridad jurídica

Diego Fierro Rodríguez. Venezuela se ha convertido en el objetivo de los focos en el panorama mediático internacional durante las últimas semanas. Los problemas de los ciudadanos de ese país están creciendo a un ritmo acelerado y parece que no tienen solución.

Los males de la sociedad venezolana han llegado a ser muy graves y comienzan a perjudicar la imagen del país sudamericano en el ámbito internacional. Según un informe, denominado “Mapa de Riesgo Político de Aon 2015 ”, que ha sido redactado por empleados de Aon, que es una empresa especializada en diversas materias económicas, entre las que destaca la gestión de riesgos, Venezuela se encuentra en una situación caracterizada por una gran inestabilidad. Esta circunstancia implica la existencia de un peligro directo para todas aquellas personas que quieran realizar inversiones relacionadas con el Estado venezolano.

El Gobierno venezolano no parece saber que es lo que tiene que hacer para resolver los problemas y tampoco parece estar muy interesado en lograr que desaparezcan. No está enfrentándose a la crisis que sufre la población y no ha intentado acabar con los males que afectan a la estructura social del país. Únicamente, se está dedicando a intentar lograr que la imagen internacional de Venezuela no sea negativa mediante campañas publicitarias.

El informe elaborado por Aon sirve para comprobar un hecho que era posible predecir tras observar algunas actuaciones administrativas realizadas por Nicolás Maduro, como la amenaza dirigida a los principales empresarios españoles con actividades en el territorio venezolano consistente en expropiar sus activos si no conseguían frenar los ataques políticos dirigidos desde el Gobierno español contra Podemos y contra el Gobierno venezolano. La inseguridad jurídica y la arbitrariedad destacan en Venezuela por su marcada incidencia, que empieza a producir consecuencias relacionadas con las vicisitudes económicas del país sudamericano y que puede empeorar la situación social de la ciudadanía en el futuro.

La seguridad jurídica es un principio esencial de toda estructura estatal basada en el Derecho. Su ausencia solamente puede producir inconvenientes para la sociedad, aunque es cierto que puede beneficiar a determinadas personas que pueden aprovechar la circunstancia, como está sucediendo en Venezuela. Es lógico que Martin Enrique Krause señale en “Inseguridad Jurídica: el conflicto entre los principios económicos y las doctrinas jurídicas” que la baja calidad institucional causada por la inseguridad jurídica afecta a la economía.
 

Etiquetas:Diego FierroVenezuela