Home

Diario YA

¿Por qué profanar la sepultura de Franco?

Luis Gómez, pbro. Cuando se buscan explicaciones para poder comprender acontecimientos que se están produciendo, en el presente, es habitual  acudir al pasado. El esperpento de la profanación de la sepultura de Franco, con tintes de astracanada si no fuera por el daño que produce a muchas personas y por el peligroso precedente que supone, hace necesario el retrotraernos, como referencia, a lo sucedido en los tiempos del mal llamado régimen franquista tan denostados hoy por la avasalladora maquinaria propagandística del totalitarismo socialista. Sin pretender agotar todas las explicaciones posibles, expondremos tres.

El cuerpo de Francisco Franco no sólo ha sido exhumado sino que también ha sido secuestrado

Exhumación: abuso de poder

Luis Losada Pescador. La exhumación de Franco es el paradigma del abuso de poder. Primero, la utilización de un decreto para algo que tras 44 años es evidente que no es de urgente necesidad. Después, por negar la inhumación en el lugar elegido por la familia, negando el derecho fundamental de enterrar a tu familiar donde te parezca oportuno.

Según la Iglesia católica, la profanación se reviste de especial gravedad cuando se lleva a cabo de manera organizada y en grupo

La batalla de Cuelganuros: la última victoria sobre sus enemigos de Francisco Franco Bahamonde

Laureano Benítez Grande-Caballero En esta era de posdemocracia globalista ―o sea, de dictacracia―, las masas aborregadas, totalmente descristianizadas y ferozmente adoctrinadas en el relativismo, tienden a pensar que nada es pecado, que la única verdad es la que se dictamina desde las cúpulas de la casta política, hasta el punto de que si un Tribunal sentencia que es legal exhumar un cadáver en contra del deseo de su familia, robándolo de un espacio consagrado, mediante un decreto que es un monumento a la inconstitucionalidad, eso no es delito. Y, si no es delito, por supuesto que tampoco será pecado…

¿GUERRA CIVIL O TRAGEDIA RELIGIOSA?

Fidel García Martínez Después de ocho décadas, pervive hoy una gran mentira, que se manifiesta de forma patética y desoladora en la truculenta  profanación de la  tumba de Francisco Franco y que con ardor guerrero defiende el Gobierno de Pedro Sánchez y casi  todos los medios de comunicación afines; esta mentira se puede sintetizas así: La Iglesia Católica defiende a tiranos. Esta mentira se inició en los años 30, cuando el comunismo soviético, alcanzó su máxima popularidad no sólo en España, sino en la Europa Occidental y en los EE.UU, con la película, basada en la  novela de Heminguay , Por quién  doblan las campanas.

ASTURIAS Y CATALUÑA: ¿LAS DOS ESPAÑAS?

Fidel García Varona (Oviedo). España hoy  está divida en dos partes irreconocibles y al parecer irreconciliables. Por una parte, Asturias. en la que una apariencia de normalidad monárquica e institucional lo llena todo, con una protagonista que ya ha entrado en los anales de la historia, la princesa de Asturias, doña Leonor, quien bajo  la atenta mirada de su Majestad Felipe VI y protegida por el cariño de la  Reina Madre, ha presentado su derecho al torno como  Princesa de Asturias, con discurso oficial, no solo protocolario, incluido. Los Reyes de España, principalmente  la Princesa,  han estado arropados en todo momento por el buen `pueblo asturiano, incluido los encerrados en la Catedral, pata defender su puesto de trabajo. Asturias tiene serios problemas laborales  de descolocación de empresas.

El probable efecto dominó de la insurrección catalana

Miguel Massanet Bosch. En ocasiones puede resultar penoso el ver cómo, quienes tienen la responsabilidad de gobernarnos, actúan de una forma excesivamente cortoplacista, sin tener en cuenta que hay situaciones creadas, toleradas o , simplemente, imprevistas capaces de hacer que, un simple hecho, una decisión aparentemente intrascendente o la omisión de una acción correctiva en su momento oportuno, pueden dar lugar a que sus efectos se multipliquen, se agraven o adquieran unas proporciones, no previstas, que pueden llegar a dar al traste, a medio o largo plazo, con el bienestar, la paz o el progreso de una comunidad o una nación.

LA VIÑETA DE FRAY CANTERA

Publicamos la viñeta de Ansebar como tributo al abad del Valle de los Caidos. Viene a sewr un reflejo de lo que acontece en este pais un dia detrás de otro.

Haz clik en la imágen

Carta abierta a los Cardenales y Obispos españoles: “AÚN QUEDA TIEMPO”

Eminentísimos y reverendísimos Cardenales.
Excelentísimos y reverendísimos Obispos.

Inicio estas letras, transidas de dolor y vergüenza, con el tratamiento obligado por la costumbre y lo que marca el protocolo. Me gustaría poder asumirlo como reconocimiento pero, aun a riesgo de la injusta valoración conjunta, en estas circunstancias, comprenderán que solo sea eso, la práctica de las buenas maneras.
No quiero arrogarme la representación de nadie, aunque no seamos pocos los católicos españoles que compartimos la misma sensación. Una sensación que se ha agravado con los acontecimientos de las últimas semanas; especialmente cuando hemos visto a algún Obispo intentar, faltando a la Verdad, recurriendo al falso recurso de no referirse a ella, mientras era afeado en público, borrar el rastro de la sombra de “culpa” en lo que va a suceder; bien sea por omisión –espero– y no por compartirlo, por una inexplicable prudencia y no por una suicida connivencia practicada a través del silencio. Eminentísimos y Reverendísimos Cardenales, Excelentísimos y Reverendísimos Obispos, quien esto escribe solo tiene conocimientos comunes sobre el pecado, por lo que desde su alto “magisterio” ustedes conocen dónde está la fina frontera entre una cosa y la otra.

Sospecho que la maniobra tiene todo el tufo de lo que llamaría, con perdón, simbolismo esotérico o de ritual sectario

Franco: Algo más que electoralismo

MANUEL PARRA CELAYA.  Va a ser la primera y la última vez que escribo sobre la profanación de la sepultura de Francisco Franco, el que fue denominado Caudillo y efectivo Jefe del Estado español hasta su fallecimiento, por causas naturales, en 1975. Por una parte, porque ya está casi todo dicho por plumas más prestigiosas que la mía; por otra, porque coincido plenamente con la frase del gran periodista Enrique de Aguinaga: Ser franquista a estas alturas es un anacronismo; ser antifranquista, una estupidez.

COMUNICADO DE LA HERMANDAD DEL FRENTE DE JUVENTUDES-DONCEL BARCELONA

Ante la gravísima situación que ha provocado y dirigido el separatismo en Cataluña, auspiciada por las instituciones autonómicas y sin otra repuesta por parte de las estatales -hasta el momento- que la derivada de las actuaciones del terrorismo callejero, esta Hermandad del Frente de Juventudes-Doncel Barcelona quiere manifestar lo siguiente: