Home

Diario YA

NUEVO PULSO DE FUERZAS EN IRán

Mousavi alienta las revueltas, incapaz de reconocer su derrota en las urnas

Redacción Madrid. 17 de junio. Los seguidores del candidato reformista Mir Hossein Mousavi saldrán a las calles de Teherán por quinto día consecutivo este miércoles, para manifestarse en contra de los resultados de las elecciones presidenciales que le dieron el triunfo al actual presidente Mahmoud Ahmadinejad y que consideran fraudulentas.
 
La nueva marcha tiene lugar un día después de que, según informes, las fuerzas de seguridad llevaran a cabo una serie de redadas en residencias universitarias en varias ciudades iraníes. Mousavi cuenta con gran apoyo dentro de la juventud.
 
Siguen las detenciones a figuras de la oposición, entre ellas el activista Mohammead Reza Jalaipor y el analista político Saeed Laylaz.
 
Por otro lado, seis integrantes de la selección de fútbol de Irán usaron bandas verdes durante un partido contra Corea del Sur, clasificatorio para el Mundial de Sudáfrica y el cual fue transmitido por la televisión estatal en Irán.
 
El color verde es el adoptado para su campaña por el candidato opositor Mir Hossein Mousavi. Entre los jugadores que usan la banda se encuentra el capitán del equipo, Mehdi Mahdavikia. 
 
Marchas y restricciones 
 
El líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, ha intentado de nuevo calmar los ánimos de la población e hizo un llamamiento para poner fin a los disturbios que comenzaron el sábado, cuando se anunció la reelección de Ahmadinejad con las dos terceras partes de los votos.
 
Desde entonces, las protestas se han intensificado en Teherán, donde se han producido enfrentamientos entre los manifestantes y las fuerzas de seguridad, que han dejado un saldo hasta el momento de ocho muertos.
 
La última manifestación se realizó de forma pacífica aunque aún no se conocen muchos detalles, dada la dificultad de acceder a la información. Irán ha impuesto nuevas restricciones a los medios extranjeros: ahora se les exige a los periodistas obtener un permiso antes de cubrir un acontecimiento. Asimismo, se les ha prohibido asistir o informar sobre cualquier manifestación que no cuente con el permiso de las autoridades. Sin embargo, no existen controles sobre lo que pueden informar.
 
Desde que se dieron a conocer los resultados de las elecciones, el líder supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, no ha aparecido en público. Sin embargo, ahora parece estar completamente involucrado en la búsqueda de una solución a la crisis.
 
Durante un encuentro con los cuatro candidatos presidenciales les pidió a todos los partidos no agitar a sus seguidores y no contribuir a empeorar una situación que ya de por sí es tensa. Jamenei también volvió a ofrecer hacer un recuento parcial de los votos, propuesta que ha sido rechazada por los principales candidatos de oposición. Según señala nuestro corresponsal, la intervención del ayatolá en la crisis está minando su propia autoridad política.
 
Mientras tanto en Estados Unidos, el presidente Barack Obama volvió a mostrar una posición neutral en relación a la situación. En una entrevista de televisión, el mandatario afirmó que no habría gran diferencia entre las políticas que llevaría a cabo el gobierno del actual presidente iraní, Mahmoud Ahmadinejad, o las de su rival Mir Hussein Mousavi.
 
"La diferencia entre Ahmadinejad y Mousavi en cuanto a sus políticas no sería tan grande como se ha dicho", señaló Obama.
 
El presidente estadounidense aseguró que las voces de los iraníes deben ser escuchadas, pero dijo que no quiere que se interprete como que se está inmiscuyendo.
 
"No es productivo, dada la historia de las relaciones entre EE.UU.
 

e Irán, que se interprete que me estoy entrometiendo en las elecciones iraníes", aseguró Obama. 

Etiquetas:Irán