Home

Diario YA

España en sus infiernos (2): Infierno de kobardes

Laureano Benítez Grande-Caballero. Durante más de 70 años, hemos vivido en España un sueño maravilloso: creyendo que habíamos desarmado  y hecho cautivo  al ejército rojo, danzamos y cantamos en bellas noches en nuestros jardines, en hermosas verbenas patrias que nos llenaron de regocijo y de orgullo, porque creíamos haber exterminado al Leviatán rojo al que hasta entonces nadie había podido domeñar.
Por entonces éramos cruzados, defensores heroicos de una patria irreductible contra la que nada pudieron hacer las mismísimas puertas del infierno, soldados de unos tercios legendarios que al Averno rojo hacían temblar, al grito de «¡Viva España!».

Carta de Javier igartua Ybarra

Javier igartua Ybarra. No deja de provocarme cierta perplejidad que aquel, Santi Abascal que lleva toda su vida en política, no se entere que está haciéndole el juego a la Izquierda, que quiere ver un centro derecha desunido. Cuando llama al Partido Popular, partido de el que el ha vivido muchos años, la derechita cobarde se olvida de lo que aquí hemos vivido los miembros del Partido Popular Vasco, que hemos perdido muchos compañeros asesinados  y muchas juventudes robadas por ETA al tener que llevar escolta para que no nos asesinaran y el lo sabe bien, en su familia, por eso me asombra ese comentario.

La leyenda dorada de España (1): las glorias de nuestra Patria desde Atapuerca hasta la Transición

Laureano Benítez Grande-Caballero. Y entonces va Richard Gere y dice, después de casarse con la española Alejandra: «Es bella, sensible y comprometida… ¡y española! Insuperable». ¡Y española!, exclama el actor, entre admiraciones, como dando a entender que ésa es la máxima cualidad de su esposa, su españolía, el valor que más admira en ella, el cénit de la personalidad cautivadora de Alejandra.

EN DEFENSA DE LA HISPANIDAD

Fidel García Martínez. Si alguien se propuso con argumentos sólidos y convincentes defender la noble y grandiosa  idea de la Hispanidad, ese mérito le corresponde a Ramiro Maeztu. Hoy como  en su tiempo no faltan los detractores que la atacan sin más argumentos que el desprecio o el cinismo. En la actualidad se cuestiona toda la historia de esa gran nación  que es España y sus granes epopeyas, especialmente su gran legado en los países hispanoamericanos, incluidos  EE.UU   (religión,  Idioma, cultura, universidades, colegios…)

España en sus infiernos (1): los círculos de Dante

Laureano Benítez Grande-Caballero. Diga lo que diga Bergoglio, el infierno existe. Y diga lo que diga el «doctor» Castejón sobre las maravillas paradisiacas de España bajo su maléfica égida, el Averno está afincado en nuestros solares, pues no en vano el verdadero presidente de nuestra dictacracia no es otro que el mismísimo Bafomet, con su tríada capitolina y todo: Soros, Rockefeller, Rothschild. Porque del Bafomet ha partido la orden conminatoria —como si se tratara del mismísimo Hitler en París— «¡Que arda España!»… Como en el 36, por supuesto. Y en esas llamas estamos, sumidos en una pirotecnia espectacular que nos chamusca sin compasión, mientras Nerón Sánchez toca su lira en su «Falconetti» y se mira en sus espejos mágicos de Mojácar.
En resumen, que lo que empieza en los Pirineos no es ya África: es el Tártaro infernal.

“La vida es muy peligrosa. No por las personas que hacen el mal, sino por las que se sientan a ver lo que pasa.” Albert Einstein.

¿Tiene el Ejército opinión formada respecto a la insurrección separatista catalana?

Miguel Massanet Bosch. Llega un momento en la vida de un pueblo en el que no es suficiente ser una persona buena y honrada, tener el marchamo de ser un buen ciudadano, cumplir con el deber de toda persona civilizada y de buenas costumbres. Es preciso, cuando llega aquel instante en el que los que buscan acabar con el orden y la seguridad del país, los que deciden prescindir de las leyes democráticas para suplantarlas con otras que más les favorecen, sin tener en cuenta lo que favorece o perjudica al resto de ciudadanos, en el que hay que pensar en el bien común del país.

LA MARCHA TRIUNFAL

Fidel García Martínez. Ningún verso más a propósito y genuino como el del poeta de la Hispanidad Rubén Darío, quien mejor supo sintetizar en su persona la gran  aportación de España  a la civilización occidental y cristiana el mestizaje de lo indígena y lo hispano, contra lo que claman los nuevos bárbaros  ultras:

El Pilar, símbolo de que la Fe no desaparecerá nunca en España

Javier Navascués. Hoy voy a hablar sobre mi devoción a la Virgen del Pilar, patrona de España y de nuestros hermanos de Hispanoamérica, de la Guardia Civil...una de las devociones más populares y más queridas: la Santísima Virgen del Pilar, conocida cariñosamente como la Pilarica.

Sánchez tira de populismo con el dinero de todos

Pacto gobierno-Podemos

Luis Losada Pescador. El acuerdo no es PSOE-Podemos sino Gobierno-Podemos. Una muestra clara de esa visión patrimonial de las instituciones que tienen las izquierdas. Los ‘podemitas’ venden como un éxito lo que han “arrancado” al gobierno Sánchez. En realidad, es el abrazo del oso. Y además, gratis total. Porque lo aprobado hoy no es sino un proyecto de le que debe de ser aprobado primero por Bruselas. Y es duda que Europa admita unas cuentas con más de 5.000 millones de gasto adicionales que no se compensan con la ‘tasa Tobín’ y la subidas de impuestos a las rentas de más de 130.000€ que lamentablemente son muy pocas. No es extraño que el FMI no se crea la de la mitad…

lazos amarillos en los campanarios y frontispicios de los edificios religiosos en multitud de pueblos y ciudades de Cataluña

EL CAMPANARIO Y LA ESTELADA

MANUEL PARRA CELAYA. No hablamos a humo de pajas: proliferan en las redes cientos de fotos que atestiguan la presencia constante de esteladas y de lazos amarillos en los campanarios y frontispicios de los edificios religiosos en multitud de pueblos y ciudades de Cataluña. Ahora hace justamente un año cuando se divulgó aquella instantánea de la celebración de la Eucaristía como coartada del recuento de papeletas del supuesto referéndum; un sacerdote, revestido para oficiar, tenía a su derecha la mesa donde se afanaban los interventores, a resguardo de supuestas intervenciones de la policía estatal, que no de los Mossos d´Esquadra, claro.