Home

Diario YA


 

La Audiencia Nacional ordena la puesta en libertad de tres de los condenados por el tribunal del 11-M

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ordenó hoy a través de tres autos la puesta en libertad de Basel Ghalyoun, Mouhanad Almallah Dabbas y Fouad El Morabit, tres de los cuatro condenados por el tribunal que juzgó los atentados del 11-M que hoy fueron absueltos por el Tribunal Supremo, informaron hoy fuentes jurídicas.

  El cuarto absuelto, Raúl González, 'El Rulo', que fue condenado a cinco años de prisión, se encontraba en libertad a la espera de que la sentencia fuera firme, al haber cumplido la mitad de la pena que le fue impuesta.

  La Audiencia Nacional condenó a Basel Ghalyoun y Mouhanad Almallah Dabbas a 12 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista, a Abdelillah El Fadual El Akil a nueve años por colaboración con banda armada y González a cinco por suministro de explosivos.

  Según las citadas fuentes, Ghalyoun se encuentra en la actualidad en la cárcel de Alama (Pontevedra), El Fadual en la de Albolote (Granada) y Almallah Dabbas en la de Alicante 2.

   En relación con Antonio Toro, absuelto por la Audiencia Nacional y condenado hoy por el Supremo a cuatro años de prisión por suministro de explosivos, no será necesario que el tribunal ordene su ingreso en prisión, ya que en la actualidad cumple una condena de once años y medio de cárcel por tráfico de drogas y tenencia ilícita de explosivos como integrante de una banda desarticulada en la denominada 'Operación Pípol'. El Supremo confirmó ayer su sentencia.

La Audiencia Nacional considera que la sentencia dictada hoy por el Tribunal Supremo sobre los atentados del 11-M confirma el "núcleo duro" de la resolución que este tribunal publicó el pasado 31 de octubre de 2007 y en la que fueron condenados 21 de los 28 acusados, según explicaron hoy fuentes próximas a la Sala de lo Penal.

   Estas fuentes también destacaron que el alto tribunal ha dado respuesta a todos los recursos de casación en "un tiempo récord", lo que demuestra, según la Sala de lo Penal, que todas las instituciones del Estado han trabajado de forma correcta.

   En su resolución, el Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de la Fiscalía y de otras partes personadas en el proceso por los atentados del 11-M, por lo que mantiene la absolución de Rabei Osman El Sayed, 'Mohamed El Egipcio', quien resultó exonerado del juicio celebrado en la Audiencia Nacional al tenerse en cuenta que ya había sido condenado por integración en organización terrorista en otra causa seguida contra él en Italia.

   La sentencia, que consta de 959 páginas, condena a cuatro años de prisión por un delito de tráfico de explosivos a Antonio Toro, ex cuñado del minero José Emilio Suárez Trashorras. Toro había sido absuelto por la Audiencia Nacional.

   En cambio, el alto tribunal ha resuelto la absolución de cuatro de los 21 condenados en primera instancia. Se trata de Basel Ghalyoun, que había sido condenado a 12 años de cárcel por pertenencia a organización terrorista; Abdelillah El Fadual El Akil, que había sido condenado a 9 años por colaboración con banda armada; Mouhanad Almallah Dabbas, condenado a 12 años por pertenencia; y el supuesto miembro de la 'trama asturiana' de tráfico de explosivos Raúl González, también ex minero, que había sido condenado a 5 años de prisión por suministro de explosivos.

   El Supremo ha estimado parcialmente los recursos de casación de varios de los procesados. Se trata de Otman El Gnanoui, al que el Supremo le quita dos años por considerarle inocente del delito de falsedad en documento oficial, manteniéndole la condena como autor material de los hechos, lo que suma un total de 42.922 años de cárcel; Hamid Ahmidan, al que se le anula la condena por el delito cometido contra la salud pública y la multa por tráfico de drogas impuesta por la Audiencia Nacional, por lo que la condena queda establecida en 12 años de prisión por pertenencia a organización terrorista; Hassan El Haski, a quien se le resta uno de los 15 años de prisión que le fueron impuestos, porque esta condena excedía lo máximo previsto en el Código Penal para el delito de pertenencia a organización terrorista; y Mohamed Larbi Ben Sellam que ve reducida su pena de los 12 años impuestos por la Audiencia Nacional a 9 años.

   Toro fue absuelto por la Audiencia Nacional en el juicio sobre los atentados del 11-M a pesar de que la Fiscalía solicitó en su informe final de conclusiones que fuera condenado a 23 años de prisión por los delitos de colaboración con organización terrorista, suministro de sustancias explosivas y asociación ilícita.

Etiquetas:11-Mtribunales