Home

Diario YA


 

hay "razones fundadas" para pensar que esta vez sí se ganará la apuesta

La candidatura olímpica de Madrid 2020 promete hasta un 50% menos de gasto

Redacción. Madrid vuelve al ataque. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ha afirmado este miércoles tras anunciar que la capital española concurrirá de nuevo a la carrera por los Juegos Olímpicos de 2020 que hay "razones fundadas" para pensar que esta vez sí se ganará la apuesta, y ha asegurado que no se acometerá la construcción de ninguna nueva infraestructura hasta saber si Madrid es efectivamente elegida sede olímpica.

   En una multitudinaria rueda de prensa celebrada en el Palacio de Cibeles y en la que Gallardón ha estado acompañado por los portavoces de los dos grupos que apoyan la iniciativa, Manuel Cobo (PP) y Jaime Lissavetzky (PSOE), el primer edil ha afirmado que, tras quedar terceros en 2012 y segundos en 2016, "hay razones fundadas para pensar que Madrid será primera en 2020".

   "Se trata de un ejercicio de responsabilidad. Lo fácil habría sido decir que no e imputar las dificultades a la crisis económica para eludir este desafío. Pero estamos profundamente convencidos (de las posibilidades). Si no pensáramos que podemos y que tenemos muchísimas posibilidades de conseguirlo no lo habríamos presentado", ha afirmado.

   Además, ha insistido en que estos Juegos Olímpicos "se celebrarían en Madrid pero serían los juegos de toda España" aunque no ha precisado si se contará con las mismas subsedes que en 2016, a la espera de que se formalice la candidatura el día 20.

INFRAESTRUCTURAS E INVERSIONES

   Por otra parte, se ha comprometido a que esta candidatura se base en criterios de "profesionalidad, austeridad y eficacia", lo que se materializará en una candidatura con "un coste notoriamente inferior" ya que aprovechará los equipamientos de 2016 y se centrará en 'vender' el mensaje al centenar de miembros del COI que deciden la suerte de las candidaturas más que a la opinión pública nacional.

   Además, se ha comprometido a no comenzar la construcción de ninguna de las infraestructuras que aún faltan (aproximadamente el 20 por ciento del total del proyecto) hasta saber si Madrid se convierte realmente en sede, lo que ocurrirá en septiembre de 2013 en Buenos Aires, dando "plazo más que suficiente" para ejecutar las obras.

   "Puede haber algún cambio, pero lo fundamental está hecho y muy bien hecho. Ninguna inversión de 2016 será desaprovechada, aunque algunas sí se harán sin coste presupuestario (para el Consistorio), como el Estadio Olímpico, donde el Atlético de Madrid comenzará a construir las gradas en unos pocos meses", ha explicado.

   Así, el alcalde espera que Madrid 2020 "reduzca al máximo sus gastos sin que suponga una merma de posibilidades" y que cueste aproximadamente la mitad de lo que supuso la de 2016, que fueron unos 37,8 millones de euros (16,8 millones de aportación pública y el resto, de patrocinadores privados).

   "La crisis no será ajena a la candidatura. Este proyecto se realizará en nueve años, y nuestra obligación es mirar al futuro y no quedarnos en el cortoplazismo de que las circunstancias de hoy eviten oportunidades dentro de nueve años. En esas fechas habremos superado la crisis y estaremos en condiciones para organizar los mejores Juegos de la Historia", ha dicho.

   Asimismo, ha anunciado que se intentará contar con la máxima aportación de la sociedad civil y el sector privado para financiar la candidatura sin que suponga un gran coste para las arcas públicas.

   "Hemos invertido mucho en el pasado. No es un trabajo inútil o desaprovechado", ha explicado, apuntando que será a partir de esta base desde donde se empezará a trabajar de cara a 2020.

CARGOS DE MADRID 2020

   En lo que no ha entrado el regidor ha sido en los que serán responsables de la nueva candidatura. Así, la consejera delegada de Madrid 2016, Mercedes Coghen, ocupa actualmente la Dirección General de Deportes del Ayuntamiento, por lo que sigue vinculada a este empeño.

   Gallardón ha indicado que entre agosto y septiembre se constituirá la Fundación Madrid 2020 y se configurarán el equipo ejecutivo y la Oficina Olímpica y, a partir de entonces, se podrán avanzar nombres, aunque sí ha señalado que "esta candidatura estará claramente identificada con profesionales del mundo del deporte".

   También ha asegurado que la capital ha recibido "el apoyo" de todo el mundo deportivo, que ha animado a los responsables municipales "a dar ese paso", y ha agradecido a renglón seguido a Lissavetzky y los socialistas su apoyo en este empeño.

   "Si para el Gobierno lo fácil era no iniciar este apasionante pero difícil y trabajoso recorrido, más fácil lo hubiera sido para la oposición", ha reconocido, invitando a renglón seguido a IU y UPyD (que han quedado fuera del acuerdo) a sumarse a la candidatura antes del 20 de julio, cuando se formalizará en Pleno.

   En cualquier caso, ha recordado que PP y PSOE suman el 80% de los votos de los madrileños, por lo que representan a una amplia mayoría de la ciudadanía que, según ha confiado Gallardón, entenderá y apoyará la decisión.

   Con respecto a otras administraciones, Gallardón ha agradecido a Lissavetzky que haya actuado como intermediario ante el Gobierno central, que ya ha manifestado su respaldo esta misma mañana, y ha señalado que también cuenta con el "apoyo" de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

RIVALES

   Con respecto a los rivales a los que tendrá que enfrentarse Madrid, el alcalde ha señalado que de momento Roma y Estambul son las únicas que han anunciado sus intenciones, mientras que en Tokio se continúa en un "proceso de reflexión". "Puede haber otras, pero no tenemos noticia de más", ha dicho.

   Además, ha afirmado que la decisión de Madrid es "convencida y no condicionada a ninguna otra decisión de ninguna otra ciudad de otros continentes", rechazando así la posibilidad de retirar la candidatura si finalmente Durban (Suráfrica) decide presentarse.

   Ha reconocido que las últimas decisiones adoptadas por el COI (como otorgar los Juegos de Invierno de 2018 a una ciudad asiática tras los de verano de 2016 en Río de Janeiro) han pesado a la hora de lanzarse de nuevo, aunque no ha sabido decir si la victoria de alguna de las aspirantes europeas a 2018 hubiera variado la respuesta de Madrid.

    "No se trata sólo de aprovechar la inercia de las otras candidaturas, sino de que con las últimas decisiones del COI creemos que tenemos posibilidades y muchísimas probabilidades de ganar", ha insistido, reconociendo que, "si otra ciudad europea hubiera ganado, (la regla no escrita de la rotación continental) habría dilatado mucho en el tiempo" las posibilidades de Madrid.

   A renglón seguido, ha recordado que el COI ya valoró la "persistencia" de Pyongcheng para concederle los Juegos de Invierno de 2018 tras tres candidaturas consecutivas, las mismas de Madrid.

   "Hay que mirar siempre al futuro con realismo. No estamos construyendo una utopía. No haberlo conseguido en 2012 y 2016 no nos niega la certeza de que podemos y debemos luchar y conquistarlo en 2020. Estamos convencidos de que esta es la decisión acertada que tenía que adoptar Madrid", ha concluido.