Home

Diario YA


 

"había que echar a colonizadores e invasores de Cataluña"

¿Invasores o colonizadores?

Fina Millán-Hita (Secretaria de Dirección) S. Ildfonso -Barcelona. Como no tengo posibilidad de dirigir esta pregunta al nuevo e inesperado presidente de la Generalitat catalana, señor Puigdemont, la lanzo aquí con la esperanza de que le llegue y pueda contestarla con acierto y lucidez.

Afirmó recientemente el recién estrenado presidente que "había que echar a colonizadores e invasores de Cataluña". No he podido evitar dar un respingo en mi silla y me ha asaltado la inquietud, pues no se exactamente a quién o quienes se refería.

Si está lanzando un dardo (o un insulto) a los españoles venidos a Cataluña desde otras regiones de España, quisiera recordarle los privilegios que la primera obtuvo desde finales del siglo XVIII y durante el XIX, cuando se facilitaron leyes y medios económicos para que Cataluña relanzara y mantuviera su industria.

Todos sabemos que el catalán común es emprendedor y organizado, pero en la época citada no tenía suficiente mano de obra, cosa que se palió con la llegada masiva de obreros de otras regiones españolas. Mis antecesores recuerdan que a la estación de Francia se acercaban los empresarios buscando entre los llegados en tren a quien contratar para sus empresas. Daban trabajo, pero no casa, no subvenciones, ningún privilegio.

Lo que los llegados de otras regiones de España consiguieron fue gracias a su trabajo, tesón y sacrificios. Nada les fue regalado, nada les resultó fácil, cosa que no sucede ahora, con ciertos grupos a los que - con el dinero trabajosamente ganado por los obreros de años atrás- se les subvenciona amplia y generosamente, solo porque interesa para fines independentistas...

Espero que el nuevo presidente de la Generalitat tenga la deferencia de aclararnos este punto, porque, - puestos a ser rebeldes- quizás algunos de los "colonizadores" (que ya somos el 52% de la población de Cataluña ¡no lo olvide!) podríamos negarnos a pagar impuestos a los políticos desaprensivos, ignorantes e insultantes.

Etiquetas:nacionalismoPuigdemont