Principal

Diario YA

¿Qué impuestos paga quien vende una farmacia?

Si queremos vender nuestra farmacia, bien porque no nos está saliendo rentable o bien porque no queremos seguir en ese tipo de negocio, al igual que con casi cualquier transacción, tendremos que hacer frente al pago de unos determinados impuestos.

Deberíamos informarnos previamente sobre las cuantías, para evitar llevarnos cualquier tipo de sorpresa desagradable en el momento en el que formalicemos la transacción. Vamos a analizar este asunto más en detalle.

Impuestos que se pagan en la venta de una farmacia

Uno de los impuestos fijos que habrá que asumir es el IRPF. Se establece un porcentaje fijo que depende de cada año (por ejemplo, en 2015 fue de 23,5%, pero en 2015 fue de un 0,5% menos).

Este impuesto se calcula sobre lo que se conoce como el valor de ganancia patrimonial. Este valor se obtiene a través de la diferencia entre el valor de adquisición (que es la suma de los gastos necesarios de la adquisición + amortizaciones fiscales) y el valor de transmisión (gastos necesarios para llevar a cabo el proceso).

Si la diferencia entre los dos valores anteriores es positivo, entonces habrá que aplicar el porcentaje citado anteriormente, ya que habrá habido un determinado beneficio económico.

Ahora bien, a la hora de calcular la ganancia patrimonial, habrá que analizar si durante el tiempo que hemos sido titular de la farmacia hemos hecho algunas inversiones en ella. En el caso de que así sea, estas incrementarán la cifra que corresponde al valor de adquisición (y a su vez, descenderá el valor de ganancia patrimonial).

Este beneficio se debe de exponer en la Declaración de la Renta del próximo año; por ejemplo, si hemos completado la venta en el año 2017, será en la Renta del año 2018 en donde deberá de ser incluida.

Como curiosidad, la cantidad a pagar se puede compensar con pérdidas que se hayan tenido en ese año (pérdidas que tributen en la base del ahorro como fondos, acciones, intereses u otros).

¿Cómo se si he calculado bien mis impuestos?

Piensa que si no los calculas bien, puedes llevarte un aviso de la Administración, incluso hasta una multa, por lo que conviene tener mucho cuidado.

Es por esta razón, por lo que valdría la pena ponernos en contacto con una empresa especializada que nos lleve todo y es que vender una farmacia con Afinpa no podría ser más sencillo, ya que en todo el procesos nos asesorarán y nos indicarán todos los pasos que tenemos que seguir.

Pero además, una vez que hayamos terminado con la venta o con la compra, nos ofrecen un servicio muy especial para asesorarnos sobre cómo llevar una farmacia, como tomar decisiones importantes, como tener al día la facturación de nuestros ingresos o incluso cualquier duda relacionada que tengas. Si quieres más información sobre sus servicios, tan solo tienes que hacer click aquí.

Esperamos que con este artículo orientativo ya conoces todo lo que deberías sobre los impuestos de venta de una farmacia.