Home

Diario YA

¿Qué puedo comer hoy y dónde lo pido?

Comida a domicilio

Comer es un placer y una necesidad. Nos gusta comer bien, pero no siempre tenemos tiempo y ganas para ponernos a cocinar. Llegamos a casa después de todo el día trabajando, cansados y con mucha hambre. A veces, cocinar nos da una pereza descomunal. Por ello, lo que hacemos es pedir a un restaurante comida a domicilio. Es fácil y sencillo.

Este mercado ha ido evolucionando mucho en los últimos años. La rápida evolución de los smartphones y el desarrollo de apps de comida rápida, han hecho que crezca exponencialmente los pedidos a domicilio. El consumidor suele ser joven y de dos perfiles que podemos diferenciar claramente. Por un lado, tenemos a las familias o parejas y por el otro tenemos las “reuniones sociales”, ya sea para ver un partido, una película o para disfrutarla en un ambiente de fiesta.

De la misma forma, los gustos gastronómicos han ido evolucionando con el paso del tiempo. Siempre ha existido una fuerte tendencia hacia lo exótico. La comida italiana y la china siguen en los primeros puestos en este tipo de consumo.

La americana y la japonesa suben cada año. En este aspecto hay que destacar, por encima de todo, que marcas como Burguer King han empezado a ofrecer este servicio. Por el otro lado de la moneda está la comida turca, cuyo consumo decae año tras año. Parece que el consumidor, en general, se decanta hacia otro tipo de comidas, como la comida española o la casera a domicilio.

Las mejores comidas: las caseras

Es importante que no perdamos la costumbre de cocinar. No hay que realizar recetas muy elaboradas para comer bien. Hoy en día, podemos conseguir los ingredientes que queramos en cualquier supermercado. Y si no están ahí, podemos comprarlos por internet. No hay ninguna excusa.

Qué me decís de esa rica paella que podéis encontrar en cualquiera de las cientos de arrocerías en Valencia. Este alimento tan característico español que ha traspasado fronteras debe estar en nuestra dieta. La paella valenciana es una comida que puedes ajustar a tu bolsillo. La base es el arroz, el cuál es un producto muy barato. Tras esto, los ingredientes dependen de ti. Puedes hacerla con pollo o conejo, de un precio muy asequible, o tirar de otros de mayor coste como es la cigala.

Comidas buenas en España hay muchas y de muy variado precio. Siempre tendrás productos que sean más caros y otros más baratos, pero lo que está claro es que hay mucho donde elegir y que la dieta mediterránea es fácil de llevar.

No hay nada mejor que la sobremesa

El hecho de comer y beber para nosotros es un hábito social. Esta misma paella suele comerse con los amigos o familia. Nos juntamos todos en la mesa y la acompañamos con un buen vino y una buena conversación. Quizá por eso hemos inventado el término “sobremesa”. Por nuestra forma de ser, disfrutamos de la compañía y queremos alargarla lo máximo posible.

Por la tarde, podemos continuar la reunión con alguna bebida o cóctel. Siguen estando de moda los Gin Tonics, aunque parece que también coge fuerza, desde hace no mucho tiempo, los mojitos, en especial el mojito de Fresas. Creo que nos gusta tanto bebérnoslo como prepararlo. Siempre teniendo cuidado con utilizar las medidas exactas y los mejores ingredientes. Hay vídeos y tutoriales con trucos para picar hielo. Hasta este punto llega nuestra pasión.

Enseña a tu hijo a cocinar

Debemos cocinar nosotros y, también, transmitirles este hábito a nuestros hijos. Que no os de miedo que cocinen con vosotros. Está claro que al principio será duro, ya que ellos desconocen las artes culinarias, pero si nunca practican, no aprenderán. En cambio, si lo hacen, podrán ayudaros en un futuro y haceros las tareas de casa más sencillas.

Una buena idea es realizar juegos de cocina con ellos, ya sea en la misma cocina o dejarles practicar con juegos de ordenador. En el primer caso, por ejemplo, pueden ser vuestros pinches y ayudaros con tareas sencillas como pelar una patata o un ajo, o limpiar lo ensuciado (esto también es parte del proceso de cocinar). En el segundo caso, podrán ser ellos los chefs y realizar, de manera virtual, grandes platos que luego querrán llevar a la realidad. La mejor forma de introducirlos en este mundo es jugando.

En el equilibrio está el poder

Los extremos no son nada buenos. Siempre hay que encontrar ese punto intermedio que le da el equilibrio a todas las cosas. Por ello, es bueno utilizar los servicios de comida a domicilio, ya que nos pueden venir bien en ciertas ocasiones, pero lo mejor es que cocinemos en casa. Es más barato, más sano y en la mayoría de los casos más rico. Debemos llevar a cabo una alimentación saludable y hacer ejercicio periódico. Así disfrutaremos de una vida sana y duradera.

Es importante para nosotros y para nuestros hijos. Si nosotros la respetamos, le serviremos de ejemplo a nuestros hijos. Con lo que, si nosotros tenemos una dieta variada, ellos la tendrán. Estarán más sanos y protegidos ante posibles enfermedades.

Una alimentación saludable tiene como base los cereales, las frutas, las verduras y los lácteos. Los cuales, debemos consumir a diario. Además, debemos comer varias veces por semana pescados blancos y azules, huevos, legumbres, carnes, embutido y frutos secos.

Recuerda: olvida los extremos. No tienes que comer verdura a todas horas. De vez en cuando, puedes tomar dulces, algún bollo que otro, un refresco, alguna chuchería o patatas fritas. La comida tiene que ser divertida y tienes que disfrutar de ella.

Con esta serie de pautas, podrás ser feliz comiendo y estar sano. Puedes pedir comida a domicilio, debes alimentarte de comida casera disfrutando de una dieta mediterránea en la que podrás comer diferentes productos todos los días y, de vez en cuando, te podrás dar el gusto de comerte alguna golosina, un helado o un chocolate caliente. Lo importante es tomarte todo en su justa medida y no abusar de ninguno de ellos. Recuerda: busca y encuentra tu equilibrio en todas las cosas.