Home

Diario YA


 

Parte I

¿Quiénes son los yihadistas? Análisis Teológico-Histórico

Daniel Ponce Alegre. Teólogo y Antropólogo. Ex miembro de la Curia Valentina. " Al yihadiyun " o yihadistas son aquellos que sostienen que el concepto de Yihad, o Guerra contra el infiel, tiene legitimidad histórica y que al aceptar este llamamiento a la movilización cumplen los dictados de Alá, consideran que tal obligación forma parte intrínseca e inseparable del Islam.
Las corrientes ideológicas derivadas de la doctrina de la Yihad no se definen como neomusulmanas o como una nueva rama del Islam, representan la verdadera religión y la auténtica civilización del Islam fruto en parte del Corán, de los dichos de su profeta Mahoma y de las demás tradiciones.los yihadistas viven en las guerras desencadenadas por los imperios islámicos hace casi catorce siglos.
La lógica de los yihadistas se sostiene en la consideración de que todos los acontecimientos acaecidos en las primeras etapas del génesis del Islam son universalmente verídicos y que ocurrieron tal y como se describieron por los primeros discípulos de Mahoma y sus sucesores inmediatos, en árabe se les llama " al salaf ", o los fundadores anteriores, y a sus seguidores se les conoce como salafistas. Todas las escuelas coinciden en que tienen la misión de retomar lo que iniciaron sus antepasados, la creación del Estado Islámico Universal que tuvo su génesis en Medina y que desde ese preciso momento no ha sufrido rupturas ideológicas pues Alá con su siervo Mahoma lo iniciaron.
Ésta es la ténue línea que separa la los yihadistas del resto de musulmanes, los yihadistas continúan el proyecto iniciado en 622 y tras la Hégira o huida de Medina a la Meca; nadie en el mundo musulmán, ni procedente del sector más moderado, dice que los yihadistas sean heréticos o apóstatas, que no pertenecen ya a la religión musulmana, mientras que desde el lado de los yihadistas sí que es frecuente la declaración de apostasía contra otros musulmanes. Sobre los yihadistas se acepta que fundamentan sus interpretaciones y sus actos en la historia real y en la teología legítima, no son falsos musulmanes o falsos seguidores del Islam.
Los musulmanes reconocen la larga historia de conquistas y dentro de ellos, los llamados yihadistas, creen que la historia y el presente son indisociables y constituyen el fundamento adecuado para encauzar el futuro. Mientras que los cristianos, que también reconocen su historia la ven en su contexto sociohistórico, los musulmanes no la separan de la actualidad, y lo que es más importante siguen atados a ella, no confiando en la acción futura de  Dios o Alá pues también, en cierto modo como los judíos, siguen " atados a la Ley de la carne que está en oposición a la ley del Espíritu ".
En síntesis, los movimientos islamistas de los que emana la doctrina del yihadismo se consideran una continuación directa del Estado Islámico y luchan por reinstaurar dicho sistema de organización política, incluidos los aspectos que conllevan un afán expansionista.
Los yihadistas rechazan el actual derecho internacional y la estructura de relaciones internacionales y representan una amenaza de gran envergadura para los restantes gobiernos y naciones pues pueden desencadenar conflictos mundiales.
La lógica yihadista es al mismo tiempo historicista y teológica. Sus autores, líderes y militantes asumen como propia la misma " rissala " o misión que se encomendó a Mahoma y que cumplieron los Califas durante más de trece siglos hasta la disolución del Califato Otomano. Los yihadistas creen que la historia musulmana sigue desarrollándose en la actualidad y que Alá sigue ordenándoles estos " wayibat " o deberes con respecto a la reinstauración del Califato Universal y contra los " Kuffar " o infieles que se encuentran en territorio del Islam, Dar al Islam, o fuera de ese territorio, Dar al Harb, la Casa de la Guerra.
Como conclusión, decir que sólo hacen un análisis correcto de este mal aquellos que conocen el concepto de Yihad en el marco de la historia y teología islámicas y tienen claro que ellos buscan la reanudación de su pasado como muyahidines o guerreros.
En un próximo artículo profundizaré más en esta cuestión, Dios mediante.

Etiquetas:Daniel Po0nceislamismoyihad